¿Cómo saber cuánto guardar? El truco de contar o limitar

¿Cómo saber cuánto guardar? ¿Cuánto de cada cosa? ¿Cómo hacer que la decisión de qué se queda y qué se va sea más fácil y rápida?

Cuando estamos haciendo limpieza de una determinada categoría de objetos, hemos de tener en cuenta esto: ¿debo contar o debo almacenar en un espacio concreto? Es decir, la cuestión está en contar el número de cosas o en guardar esas cosas en un lugar delimitado.

Este truco hace que sea mucho más fácil el proceso de simplificación, y quita gran parte de la emocionalidad en la toma de decisiones.

Echa un vistazo a todo tu hogar y empieza a simplificar:

  • ESPACIO LIMITADO: cuando no te importa el número exacto de cosas que quieres guardar. Simplemente guardamos en el sitio que hayamos decidido lo que quepa cómodamente.
  • NÚMERO DETERMINADO: si el número de objetos que tengas es importante, si hay una intencionalidad detrás (por ejemplo: tantos como personas haya en la casa).

minimalismo_cuanto guardar

Cuánto guardar en la cocina

Usemos este truco en la cocina para ayudarnos a minimizar. Tenemos sartenes y diversos calderos. Podemos tomar la decisión, por ejemplo, de guardar cuatro de estos porque sólo contamos con cuatro fuegos en nuestra vitrocerámica.

Ese es nuestro caso. Podríamos tener muchos más, cabrían perfectamente, pero no queremos tener un montón de cosas que fregar luego; cuantos más cacharros de estos tengamos más propensos seremos a usar los limpios, acumulándose en el fregadero todos los sucios.

Lo mismo ocurre con nuestros platos, tazas y vasos. Preferimos contarlos, y tener sólo los necesarios. Es decir, somos 3 personas, pues uno para cada uno de cada tipo, añadiendo 4 más para posibles invitados. No obstante, aquí también nos valdría limitar un espacio para esto: sólo meter lo que quepa cómodamente, sin necesidad de contarlos.

Es una cuestión totalmente personal, a mí la cocina me produce mucho estrés visual verla desordenada, así que limitando el número de cosas que usamos nos ayuda mucho a reducir pilas de platos y calderos en el fregadero.

En cuanto a los paños de cocina, es algo que no nos importa demasiado el número exacto de cuántos guardar, no hemos hecho el cálculo exacto de cuántos necesitamos cada día, de cuántos lavamos, de cuánto hay que esperar para que se sequen, cuántos debería tener disponibles, etc. Demasiado complicado para unos simples paños de cocina, ¿no crees?

Así que lo más práctico es guardar los que quepan en un cajón concreto y ya está, así de simple. Esa es la regla a seguir: guardo los que quepan y punto. Y si llegamos al punto en el que tenemos que presionar los paños de cocina para que quepan otros, esa será la señal que nos indicará que tenemos demasiados, por lo que nos desharemos de los más estropeados.

Cuánto guardar en el baño

El baño es un lugar que suele ser pequeño, por lo que el espacio de almacenamiento es realmente valioso.

En lo referente a las toallas, tenemos dos juegos de toallas por persona, no se necesitan más toallas. Mientras unas están para lavar, las otras están en uso. Es un sistema muy práctico y que reduce mucho la cantidad de toallas a guardar. ¿Cuánto espacio ahorrarías en tu casa si sólamente tuvieras dos juegos de toallas por cada miembro del hogar?

En cuanto a otras cosas, como maquillaje y productos de belleza, no hago el recuento de cada cosa, sino que tengo una caja pequeña, y limito lo que conservo a ese espacio. Es algo que me ayuda a hacer de vez en cuando revisión de lo que tengo ahí.

Puedes pensar que es una idea limitante, pero al ponerla en práctica, te darás cuenta de que en realidad sólo usas una limitada cantidad de productos, y que muchas veces conservamos productos extra que no usamos y que incluso llegan a caducar.

Cuánto guardar en el dormitorio

Nosotros almacenamos la ropa de cama en el dormitorio. Y aquí, al igual que con las toallas, también nos importa el número exacto que tenemos. En nuestro caso, sólo tenemos 4 juegos de sábanas por cama (2 para el buen tiempo y otras 2 para cuando hace frío).

Por supuesto, aquí el tema de cuánta ropa tener también es importante. Puedes optar por contar cuánto quieres tener de cada cosa, o simplemente ceñirte a los límites de tu armario y tus cajones. Pero eso sí, recuerda que tiene que caber todo cómodamente, es decir, que puedas sacar cualquier cosa con facilidad y no esté todo saturado.

Cuántos juguetes guardar

Para que no se nos vaya de las manos, creo que lo más recomendable es limitar un espacio concreto para los juguetes de los niños.

Usa un mueble concreto para ellos, una cajonera, un armario, divide por secciones si lo prefieres, pero que se limite a un lugar determinado. No permitas que los juguetes se esparzan por toda la casa por no tener un espacio asignado para ellos.

minimalismo_limitar espacio juguetes

Cuánto guardar de objetos random

Este truco es útil también para ese tipo de cosas que nos gusta guardar, y que muchas veces acumulamos un montón, aunque en realidad sabemos que no nos hace falta almacenar tanta cantidad. Por ejemplo: cajas de cartón, bolsas de plástico, botes de cristal, etc. Los botes de cristal son nuestra debilidad, la verdad, de vez en cuando tenemos que hacer limpieza, porque llegamos a tener muchísimos.

Esta parte de los objetos random puede ser complicada, porque nos decimos a [email protected] [email protected] que son cosas útiles, que podríamos volver a usarlas de nuevo. Así que… ¿cómo saber cuánto guardar?

En vez de intentar contar cuántas cosas de estas guardaríamos, en esta ocasión te aconsejo que establezcas un límite de espacio: un armario, un cajón, una caja, una cesta, una estantería, un baúl,… Ese será el lugar en el que guardaremos eso que hayamos decidido, y guardaremos sólo lo que quepa cómodamente ahí. Por tanto, sólo conservaremos las mejores cajas, las bolsas de plástico que estén en mejor estado (nosotros las reutilizamos como bolsas de basura), los botes de cristal más bonitos y prácticos, etc. Y llegado el caso de que llega a nuestra casa una cosa de estas nueva, decidiremos si sacar algo del espacio delimitado o directamente no quedarnos con lo nuevo.

«Es mejor tener tiempo extra en tus manos y dinero extra en tu bolsillo que cosas extra en tu armario». Joshua Becker

Te animo a que apliques esta guía para saber cuánto guardar de cada cosa. De algunas vas a guardar tal número, y para otras simplemente vas a elegir un lugar delimitado (un cajón, una caja, una balda,…) y almacenarás lo que quepa cómodamente ahí. Sacarás la emoción fuera del proceso, lo racionalizarás, y te será mucho más sencillo el deshacerte de algunos objetos.

Además, el respetar estos límites (en número o en espacio) que te impongas provocará que acabes guardando sólo lo que estás usando, y podrás aplicar fácilmente la regla de UNO ENTRA, UNO SALE, porque ya habrás decidido previamente lo que quieres guardar, por número o por límite de espacio.

¿Qué te ha parecido este truco para decidir lo que se queda y lo que se va? ¿Has usado en alguna parte de tu casa esta idea? Nosotros, curiosamente, también ponemos en práctica este concepto cuando nos vamos de viaje: lo que quepa en una maleta concreta es lo que llevamos, así que cada vez somos más selectivos a la hora de escoger lo que nos llevamos en un viaje.

Como siempre, cuéntame en los comentarios tus impresiones y cualquier cosa que quieras compartir, ¡estaré encantada de leerte!

 

Si te ha gustado el post, compártelo en tus Redes Sociales y ayúdame a seguir creciendo.

¡No te pierdas nada!

Únete GRATIS a la comunidad de Camino Minimalista y aprenderás a vivir más con menos. Inicia tu camino hacia el cambio.

Contenido minimalista que puede interesarte

Deja un comentario