Minimalismo con niños. 6 ideas para aplicarlo y algunos consejos

Quizás eres de los que opinan que el estilo de vida minimalista está muy bien, pero si eres [email protected], y que una vez que tienes [email protected] todo cambia, y es imposible seguir practicando esta filosofía.

Sólo tengo una niña, pero creo que puedo compartir algunos trucos minimalistas para demostrarte que no es un mito, es una realidad, que se puede ser minimalista con niñ@s, incluso te diré que se puede ser minimalista con un bebé. Además, hoy en día diría que incluso es mucho más importante seguir siendo minimalista aunque haya menores en casa. Sé que puede ser complicado, pero también creo que merece la pena el esfuerzo.

minimalismo_juguetes

Cómo aplicar el minimalismo con niños

Aquí tienes algunas ideas que puedes poner en práctica si quieres aplicar el minimalismo con niños.

1. Ropa

Una de las cosas que más puede simplificar una rutina con niños es componer un armario cápsula para ellos. De esta manera, reducirás la cantidad de ropa a lavar, ahorrarás mucho espacio y mucho tiempo en elegir qué ponerles cada día.

Opta por ropa que combine fácilmente entre sí, puedes usar la regla que expliqué en el post de cuánta ropa necesita una persona. Que sean prendas de calidad, que otros [email protected] puedan incluso heredarla.

2. Compra para el presente

Muchas veces los padres y madres pecamos de querer adelantarnos a todo, y adelantamos algunas compras pensando más en el futuro que en las necesidades de nuestros [email protected] en el momento presente.

A nosotros nos ocurrió que antes de que naciera nuestra peque, teníamos muchísima más ropa de la que realmente acabó usando. Demasiados regalos, ropa que era más grande y que luego no se la pusimos porque ya no era de la estación (ropa de invierno que para cuando le cabía ya era verano). Puede pasar esto también con los juguetes, querer comprarles cosas pensando en edades algo más avanzadas.

El minimalismo con niños también va de centrarnos en el hoy. Focalicemos nuestros esfuerzos en lo que necesitan nuestros hijos ahora, no en lo que podrían necesitar mañana. Con este simple consejo ahorrarás mucho dinero.

3. Comida para niñ@s

Con la comida también puedes seguir un enfoque minimalista teniendo niños. Además, tendrás menos tiempo para cocinar, y es una buena idea simplificar la comida de toda la familia.

Soy de las que creen que los niños no tendrían que comer comida específica para niños (ese pasillo del supermercado no lo pisamos), igual que no hay comida solo para adolescentes o ancianos. Los niños, desde que empiezan con la Alimentación Complementaria, pueden empezar a comer alimentos que come la familia, adaptados a sus capacidades por supuesto.

Claro está que si quieres minimizar aún más, optes por comida real, y dejes de lado los ultraprocesados. Esto será bueno para la salud de tus hijos y para la tuya, tanto ahora como en el futuro.

Ya ves que incluso con la comida el minimalismo con niños es posible. Simplificar las comidas de toda la familia, quitando productos insanos, reduciendo ingredientes y haciendo preparaciones más sencillas, hará que ahorres mucho tiempo, que podrás aprovechar en otras tareas.

4. Juguetes

Minimizar el número de juguetes puede fomentar la creatividad de los niños. Además, ¿no te da la sensación de que tienen más juguetes de los que necesitan o realmente usan?

No nos dejemos embaucar por eso de que hay que estimularlos muchísimo, y darles cuantos más juguetes mejor, para que así se desarrollen mucho más.

Si queremos practicar el minimalismo con niños optemos por juguetes:
    1. De más calidad.
    2. De materiales naturales: madera, tela, etc.
    3. Que ofrezcan muchas posibilidades de juego.
    4. Que sean unisex (dejemos de lado juguetes que se ve que están hechos para niños o para niñas exclusivamente, evitemos fomentar estereotipos).
    5. Con los que jueguen activamente (los que tienen pilas incitan a la pasividad).

5. Caja de los recuerdos

Mi hija aún no va al colegio, y sé que cuando lo haga, vendrá a casa con infinidad de cosas que ha hecho. Es una realidad que no vamos a poder guardar todas y cada una de las cosas que haga en el cole, pero sí podremos dedicar una caja a ese tipo de cosas. De esta manera, de vez en cuando podremos hacer una revisión y quitar cosas, e incluso cuando se haga mayor, ella misma podrá decidir qué recuerdos quiere conservar y cuáles no.
Por supuesto, siempre puedes hacer fotos de todo el arte que van desarrollando tus pequeños.

6. Regalos

Importante que en fechas señaladas no los abrumemos con infinidad de regalos. Acaban perdiendo el interés y ni se acuerdan de todo lo que les han regalado.

El minimalismo con niños trata de que valoren lo que tienen, y también lo que reciben. Deben saber el esfuerzo que supone cada objeto, y que no es sostenible tantísimos regalos (aunque que entiendan esto ya sería más viable si tus hijos son más mayores).

Aquí es clave que hables con la familia, o todos aquellos que suelan regalar a tus hijos, y les expliques que prefieres menos regalos materiales y más experiencias; o si son regalos materiales, que se limiten a una sola cosa, y mejor aún si les comentas qué tipo de juguetes prefieres para tus [email protected] Si nuestros hijos quieren un regalo algo más costoso, y realmente les hace mucha ilusión, ese regalo se lo pueden hacer entre varias personas.
minimalismo_con niños

Consejos para minimalistas con niños

1. NO EMPIECES CON LAS COSAS DE TUS HIJOS, sobre todo si eres principiante en el minimalismo, y estás empezando a deshacerte de objetos. No los fuerces a ser minimalistas, empieza con todas tus cosas antes de nada:

  • Tu habitación
  • Tu ropa
  • La cocina
  • Tus papeles
  • Tu garaje
  • Las cosas de tus hobbies

Si empiezas con lo tuyo, ellos lo verán, y les estarás dando ejemplo.

2. EXPLICA A TUS NIÑOS LOS BENEFICIOS DEL MINIMALISMO. Haz que tus hijos comprendan por qué ustedes los adultos se consideran minimalistas, y los beneficios que puede aportar a la familia (esto ya sería con niños más mayores, que empiecen a darse cuenta de este tipo de cosas).

Que se percaten de lo bueno que puede ser para toda la familia el dejar de acumular cosas sin razón: más tiempo, más dinero, más energía. ¿Qué pueden hacer como familia con todo eso?

3. SÉ UN VERDADERO EJEMPLO. Que los hechos demuestren que de verdad valoras más el tiempo con ellos, y las experiencias que viven como familia. Y que eso se note en lo que consumen, en cómo pasan el tiempo juntos. Si por ejemplo, el fin de semana, que tienen más tiempo disponible para estar juntos, lo dedican a dar una vuelta por un centro comercial, ¿de verdad estás inculcando el verdadero valor de lo que quieres transmitirles de que tener más cosas no es sinónimo de felicidad?

Ten en cuenta que ellos son más vulnerables a la publicidad y a todos los estímulos de compras compulsivas que puede haber en los escaparates. Opta por planes alternativos, que de verdad disfruten en familia: un picnic, una tarde en el parque de atracciones, un día en la playa, una ruta de senderismo, cocinar algo en familia, etc.

A fin de cuentas, que las acciones que hagas estén acordes a la filosofía de vida que quieres para ti y para los tuyos.

4. INCLUYE A TUS HIJOS EN EL PROCESO HACIA EL MINIMALISMO. Deja que sean ellos los que decidan qué juguetes les aportan valor, cuál es la ropa que más les gusta, cuáles son las manualidades que quieren conservar para el futuro. No esperes a que se queden dormidos para tirar cosas suyas, ellos también tienen derecho a opinar sobre lo que es suyo.

5. LIMITA ESPACIOS. Deja que tus hijos guarden lo que quieran, pero diles los espacios en los que pueden guardar sus cosas. Por ejemplo: pueden guardar toda la ropa que quieran, siempre que les quepa en su armario. O tantos juguetes como les quepan en una caja para juguetes. De esta manera, lograrás que tus hijos sepan dónde pueden almacenar sus cosas, y que no todo cabe en casa, sino que hay un lugar delimitado.

«A los mayores se nos dice esto de: Quita de tu armario la ropa que no te hayas puesto en un año. ¿Y por qué no lo hacemos con los juguetes que no se tocan en un año?» Bea Sánchez

El minimalismo no es privarte de cosas, no debe ser un sufrimiento, sino que debe darte libertad. Y lo mismo con los niños. Practicar el minimalismo con niños es mágico, te das cuenta de que no necesitan tanto para jugar, y que lo que más desean es que estés a su lado. Si tus hijos ya son algo más mayores deja que formen parte del proceso, que sea algo que haga toda la familia unida.

Con la renacuaja nos hemos afianzado aún más en nuestra idea de que lo importante son los momentos que vivimos con ella, más en que tenga infinidad de juguetes. Cada vez que le compramos algo intentamos ser muy conscientes de cada adquisición, de que le aporte valor, de que le vaya a gustar, de que fomente su creatividad.

¿Crees que es posible el minimalismo con niños? ¿Tienes algún otro consejo? Cuéntame en los comentarios tus impresiones y cualquier cosa que quieras compartir.

 

Si te ha gustado el post, compártelo en tus Redes Sociales y ayúdame a seguir creciendo.

¡No te pierdas nada!

Únete GRATIS a la comunidad de Camino Minimalista y aprenderás a vivir más con menos. Inicia tu camino hacia el cambio.

Contenido minimalista que puede interesarte

Deja un comentario