3 Consejos para una Navidad minimalista

La Navidad pasa volando, y qué sensación más horrible cuando una vez pasada nos damos cuenta de que en realidad no la hemos disfrutado al máximo, y encima nos hemos gastado un montón de dinero, a veces sin ser muy conscientes de ello. Es por eso que creo que pasar una Navidad minimalista, además de ser posible, es muy aconsejable si se quiere acabar el año con unas finanzas saneadas, y sin cuestas de enero ni nada parecido.

Nunca es demasiado pronto para ponerse a planificar las compras de Navidad. Te incluyo una práctica plantilla en esta otra entrada:
✯ Empezando a organizar las compras navideñas

Tres consejos que te harán llevar una Navidad más simple, más sencilla, una Navidad minimalista. Son tips muy prácticos, que seguro que puedes aplicar estas fiestas navideñas que ya están próximas.

Navidad minimalista

1. FIJA UN PRESUPUESTO

Puede que no seas alguien al que le guste hacer presupuestos, pero te lo recomiendo encarecidamente para las fiestas navideñas. Tenemos que saber de cuánto dinero disponemos, para no sobrepasar ningún límite y no nos quedemos en números rojos.

Piensa a quién quieres regalar. Tener una Navidad minimalista puede implicar que no hagas regalos, pero la verdad es que a mí es una época que me encanta. Sí, lo confieso, soy fan de la Navidad porque me gusta mucho hacer regalos a mi familia. Así que no te voy a aconsejar que dejes de regalar, pero sí que reflexiones a quién vas a hacer regalos: es hora de parar de obsequiar a todos tus [email protected], a [email protected] tus [email protected],… ponte un límite.

Busca un equilibrio entre las personas a las que quieres regalar y cuánto dinero puedes gastarte en cada [email protected] Si tienes una familia muy grande y con muchos niñ@s, pueden decidir entre [email protected] que sólo haya regalos para los más peques.

Por otro lado, la Navidad no tiene por qué ser un intercambio de regalos sin más. Ten en cuenta lo que la gente quiere, pregunta qué les hace ilusión de verdad, qué necesitan, puede que lo que realmente quieran sean regalos no materiales, sino que prefieran experiencias y/o pasar tiempo contigo.

«Los regalos materiales con el tiempo se desgastan, sin embargo detalles como que te dediquen tiempo, te apoyen y cuiden, eso dura para siempre, se graban en la memoria de nuestro corazón.»

Dans Vega

Importante también no sobrepasarnos con el tema de la comida. La cena de Navidad es perfecta para pasar tiempo de calidad con la familia, no necesariamente hay que comer cosas caras. Incluso si son varias unidades familiares las que se reunen, en vez de que sólo una famia se encargue de toda la cena, se puede componer un gran banquete si cada [email protected] se encarga de algo. Por ejemplo: unos que lleven los entrantes, otros el plato principal, otros el postre, otros las bebidas.

Además, si te propones ceñirte al presupuesto que te hayas puesto como objetivo, seguramente desarrollarás mucha creatividad a la hora de plantearte qué puedes regalar, qué puedes cocinar, cómo puedes decorar la casa sin gastarte mucho dinero, etc.

2. HAZ MENOS, PERO CON MÁS CONSCIENCIA

Sé que intentamos hacer de todo, y más en esta era en la que vivimos, [email protected] de las «vidas perfectas» que las redes sociales nos enseñan. La Navidad implica muchas cuestiones: la decoración, cocinar y que además de delicioso quede vistoso, envolver de manera artística, las compras de regalos, y cualquier cosa que puedas ver relacionada con esta época.

OJO: que veas que lo hacen otras personas en las redes no implica que tú también tengas que hacerlo; si no lo haces tu Navidad no va a ser peor. Te aconsejo hacer menos, pero en el sentido de que que hagas aquello que te guste, que se te dé bien, no te veas en la obligación de hacer algo porque [email protected] lo hacen. Quizás se te dé bien cocinar y te gusta… oye, pues adelante, quizás incluso puedes hacer regalos relacionados con eso. O lo tuyo es confeccionar lindos envoltorios DIY para envolver regalos, pues dedica tiempo a eso.

La Navidad es una época preciosa, que no te pille [email protected], queriendo hacer de todo, porque al final lo que en realidad pasa es que acabas [email protected] y deseando que acabe ya. ¿Por qué no te focalizas este año en tener una Navidad minimalista, con más sentido, con más consciencia?

3. RETRASA ALGUNAS COSAS

Piensa si hay algunas cosas que puedes retrasar para enero. La Navidad puede ser un periodo de tiempo estresante, y parece que es el mejor momento en el que la familia se puede reunir. Quizás si tienes ciertos eventos en una época más alejada de estas fiestas, las reuniones se disfruten mucho más.

Incluso algunas compras puedas hacerlas después de Navidad, aprovechando la temporada de rebajas.

Quizás necesites algunas ideas para cambiar el chip, y conseguir este año una Navidad minimalista:
✯ Menos consumismo y más regalos minimalistas

En tu caso, ¿qué haces para disfrutar de una Navidad minimalista? ¿tienes alguna idea más para simplificar un poco más estas fiestas? Cuéntame en los comentarios tus impresiones y cualquier cosa que quieras compartir.

Esther Perez autora camino minimalista

Esther Pérez
Seguidora de un estilo de vida minimalista y frugal, apasionada de la nutrición y los hábitos saludables, obsesionada por los retos y buscadora incansable de la mejor versión de mí misma.

Contenido minimalista que puede interesarte

Deja un comentario