RETO SEPTIEMBRE: Cocina ordenada

Este mes me propongo un reto muy minimalista: mantener la cocina ordenada. El mes de septiembre es un mes especial. Se acaba el verano, empiezan las clases, vuelta a las oficinas, vuelta al cole, etc. Vamos, que septiembre significa la vuelta a la rutina en muchos aspectos.

Durante el mes de agosto me di cuenta de que una cuestión que me causa estrés es la cocina, en concreto: no tener una cocina siempre ordenada. He conseguido tener una rutina de mañana muy marcada, y que me resulta muy satisfactoria, pero el hecho de llegar a la cocina y encontrarme con el caos… me pone de mal humor.

Reto minimalista Septiembre

Preguntas a responder para lograr mi objetivo

Hay que tener claro el objetivo a conseguir, y respondiendo a una serie de preguntas reforzaré mi compromiso con el reto que me he propuesto. De esta manera, en momentos de dudas o desánimo, podré acudir a este formulario para recordar mi propósito.

1. ¿Por qué quiero hacer este reto? ¿Qué resultado quiero conseguir?

  • CALMA POR LAS MAÑANAS. Quiero tener un sentimiento de serenidad al ir a prepararme el té de cada mañana. No ver una pila de platos sucios, ni cosas desperdigadas en las encimeras. Todo limpio y despejado, para empezar una mañana a tope y de buen humor.
  • SENTIMIENTO DE CONTROL. Tener una cocina ordenada desde que empieza el día me da la sensación de que tengo todo bajo control, de que ya tengo una pequeña victoria, y de que puedo empezar a pensar en los objetivos del día. De otro modo, estaría pensando todo el rato en qué desastroso está todo… a ver cuándo me pongo con esto… con el desayuno va a empeorar el caos… y un largo runrún mental.

2. ¿Cuál va a ser el primer paso?

Como lo más importante para mí va a ser tener la cocina ordenada al comenzar el día, voy a centrarme en crear una rutina nocturna, por la cual no me iré a dormir sin antes haber recogido toda la cocina. Prioridad antes de acostarme: COCINA ORDENADA.

3. ¿Qué acciones concretas voy a realizar?

  1. LAVAR PLATOS DESPUÉS DE COMER. Después de cada comida intentaré fregar todo, de manera que al llegar la noche sólo tenga los platos, cubiertos y calderos de lo que hayamos cenado. Si durante el día no puedo hacerlo, no hay problema, pero por la noche sí que me lo impondré como una obligación.
  2. SIMPLIFICAR COMIDAS. A mí me gusta mucho cocinar, e intentar hacer nuevas recetas. Así que inevitablemente, paso muchísimo tiempo en la cocina. Voy a simplificar mi dieta, sin descuidarla, por supuesto, pero yendo a preparaciones más básicas y sin tanta complicación: menos ingredientes, menos calderos, menos tiempo que invertir para recoger la cocina. Me espera un mes complicado, y necesito mucho tiempo disponible para afrontarlo.
  3. SUPERFICIES DESPEJADAS. Otra cuestión importante es la de mantener las encimeras lo más despejadas posibles. Sólo dejar a la vista aquello que usemos con mucha frecuencia. El resto, bien guardado.

4. ¿Qué obstáculos puedo encontrarme y cómo voy a solventarlos?

  • FALTA DE TIEMPO. Por la noche a veces es complicado ponerme a recoger la cocina, pero he de pensar que si no lo hago, lo tendré que hacer por la mañana, y eso siempre será peor, porque es cuando estoy más liada. Sí o sí cocina ordenada la noche anterior.
  • DESGANA. Llegar cansada al final del día es normal, tengo una niña pequeña, y demanda mucho de nosotros, pero no dejaré que el cansancio me desmotive. Me ayudará pensar en el día siguiente, en lo bonita que voy a encontrar la cocina al entrar. De todas maneras, una vez que [email protected] se pone manos a la obra, es fantástico sentir la satisfacción de una cocina ordenada y limpia.

Consejos para lograr el objetivo

  • SEÑALAR EN UN CALENDARIO. Super importante tener algo visual para ir tachando los días en los que consiga el objetivo. Lo pondré en un sitio visible, y al final de cada día señalaré si he cumplido mi objetivo. He creado un calendario para este reto. En él podré ir señalando cada día que consiga el reto. Al lado de cada mes he dejado un hueco, para poner una foto de algo que me motive para lograr el reto de este mes. También podría pegar alguna frase inspiradora, pegar algún post-it con notas,…
    Por si te sirve de ayuda, aquí te lo dejo totalmente gratis:
    Calendario-Reto-Septiembre.pdf
  • COMPARTIRLO. Mi marido y yo nos repartiremos, como siempre. Y esto de la cocina lo haremos entre los dos; mientras uno está con la peque el otro se encargará de esto. Si es algo compartido se lleva mucho mejor; así que cuantos más sean en tu hogar, mejor.
  • DEPURACIÓN. Cuando tenga algún hueco libre, iré haciendo revisión de todo lo que tenemos en la cocina, para quedarnos sólo con lo que realmente necesitamos y usamos. Esto será un plus para tener una cocina ordenada y bien organizada. Tendré también en cuenta:
    • Revisar paños de cocina (los estropeados fuera).
    • Si usamos todos los electrodomésticos.
    • Chequear despensa, nevera y congelador: deshacerme de productos caducados y en mal estado.
    • Clasificar bien los alimentos y colocar juntos los que sean del mismo grupo.
    • Hacer la compra con una lista de la compra (para evitar la acumulación de comida en los armarios y no malgastar comida). Te recomiendo hacer una lista de la compra inversa, apuntando primero todo lo que tienes en casa antes de ir al supermercado.

«El objetivo de la limpieza no es sólo limpiar, sino sentirse feliz viviendo en ese ambiente.» Marie Kondo

¿Qué te parece el reto que me he propuesto este mes? ¿Te apuntas?

Olvida la frustración de no hacer aquello que te propones, únete al reto, prueba, entrena tu autodisciplina, sé constante y experimenta el sentimiento de control sobre tu vida. Rétate a ti [email protected], y cuando finalice el mes pregúntate: ¿Ha merecido la pena?

 

Si te ha gustado el post, compártelo en tus Redes Sociales y ayúdame a seguir creciendo.

¡No te pierdas nada!

Únete GRATIS a la comunidad de Camino Minimalista y aprenderás a vivir más con menos. Inicia tu camino hacia el cambio.

Contenido minimalista que puede interesarte

2 comentarios en «RETO SEPTIEMBRE: Cocina ordenada»

  1. Ufff me pasa igual. Qué mal empezar el día viendo la tonga de platos en la cocina y todo por todos lados.
    Este reto me viene muy bien, es muy lógico pero como estamos tan acostumbrados a posponer todo como que no caes en lo importante de dejarlo hecho para comenzar el día siguiente con buen pie y buen humor!

    Gracias, Esther😁 Ya te iré contando por el grupito de Telegram 😜

    Responder
    • ¡Hola Yai! Nosotros en casa ya llevamos una semana con este reto, y la verdad es que supone un gran cambio el iniciar el día con todo super recogido, despejado y limpio. ¡Así da gusto prepararse el desayuno! Ojalá te sirva para motivarte. ¡Un saludo y suerte!

      Responder

Deja un comentario