Únete a nuestra comunidad en Telegram

Ser minimalista con un bebé

Hace casi seis meses que nació nuestra peque… Nos considerábamos minimalistas antes de su llegada, y he de decir que tras su nacimiento hemos seguido siéndolo; además ahora estamos plenamente convencidos de que este es nuestro estilo de vida.

El nacimiento de un bebé es ilusionante pero a la vez estresante. La sociedad te dice que un bebé necesita millones de cosas, pero en realidad no es así; hay cosas que sí que puede necesitar, pero no todo; un bebé no requiere tantos accesorios. Te aconsejaría que a la hora de pensar en lo que necesite tu bebé lo hagas con la cabeza fría, sin dejarte llevar por modas, lo que te diga la gente a tu alrededor o las listas de bebé infinitas de Amazon.

Para nosotros es importante seguir con nuestra manera minimalista de vivir, por lo que hemos priorizado tanto el ahorro de dinero como el de espacio. No queremos vernos en números rojos a final de mes ni invadidos por cosas de bebé. Lo único que queremos es disfrutar de ella sin complicarnos la vida y sin tanto artilugio de por medio.

minimalismo bebé

¿Qué tres cosas imprescindibles necesita un bebé?

Esto es simple.

  1. Sus padres.
  2. Alimento: ya sea el pecho o leche de fórmula.
  3. Una casa en la que vivir.

El resto de cosas no son tan necesarias… Así que no habría que agobiarse por tener de todo antes incluso de su nacimiento. No obstante, aquí dejo un par de listados de cosas que sí que hemos comprado y otras que no.

9 Cosas que hemos necesitado

  1. PAÑALES

    Nuestra intención es usarlos de tela, por eso de no contaminar tanto y usar menos plástico, pero el confinamiento por el coronavirus nos ha pillado por sorpresa, y por ahora seguimos usando los de plástico. Se gastan bastantes pañales a la semana, así que estamos deseando tener disponibles los de tela, para poder ahorrar dinero y espacio.

  2. TOALLITAS

    En este caso usamos alguna vez toallitas desechables, pero no mucho, puesto que por lo general la lavamos en el baño y la secamos con una toalla normal. Es una manera de generar menos residuos. Además, ahorras dinero, espacio de almacenamiento y no es tan dañino para la piel de tu bebé.

  3. ROPA

    No hace falta tantísima ropa como pueda parecer. Recomiendo tener varios bodies de fácil apertura y cierre, pero tampoco tener una veintena… tener algunos de repuesto mientras se van lavando otros y listo. Nosotros hemos comprado muy poca ropa, mucha nos la han regalado o prestado. Los bebés crecen muy rápido, así que es tontería comprar en exceso… de lo regalado hay cosas que ni se ha puesto, no ha dado tiempo.

  4. ZAPATOS

    Un bebé no camina, así que en realidad si usa zapatos es más una cuestión decorativa. Si estás en una estación fría puedes ponerle calcetines, son menos rígidos y más suaves. Si es verano, el tener los pies descalzos le va a mantener más fresco. Además, con los pies desnudos puede explorar los deditos de cada pie con las manos y jugar con ellos.

  5. MUSELINAS

    Antes de tener un bebé no sabía ni lo que eran, pero vienen genial. Tenemos unas diez, todas regaladas. Son muy prácticas: para limpiarle las babas, la leche que vomita, taparla en algún momento,…

  6.  FULAR Y MOCHILA

    Compramos ambas cosas de segunda mano, y la verdad es que estamos encantados. El fular lo usamos los dos primeros meses, y a partir de ahí la mochila. Es super cómodo y una maravilla para desplazarte sin tener que arrastrar por un trasto enorme como es un carrito de bebé.

  7. JUGUETES

    Hasta hace un mes sólo tenía un Doudou que le regalaron, que es un muñequito de tela, como una especie de trapo, con el que a veces duerme las siestas; también lo chupa y lo babea bastante. Si lo piensas un bebé no necesita mucho más, puesto que no le va a hacer ni caso hasta que tenga más meses. Cuando tenía cinco meses sí que le compramos dos juguetes más: una especie de sonajero de madera y una pelotita con diferentes texturas. Fin de los juguetes.

  8. BAÑERA

    Hemos optado por adquirir una bañera plegable de segunda mano; de esta manera cumplíamos las premisas de gastar poco y ahorrar espacio.

  9. PRODUCTOS DE ASEO

    Geles, champús, cremas,… cuanto menos mejor. Tenemos un bote de champú que también se puede usar como gel para el cuerpo. En cuanto a cremas sólo compramos una concreta para casos contados en los que tiene el culito irritado. Colonia no le ponemos; nos gusta su olor natural de bebé.

9 Cosas que no hemos necesitado

  1. CUNA

    He de decir que tenemos una minicuna, porque nos la han prestado, pero en realidad apenas la hemos usado, porque estamos practicando el colecho.

  2. MUEBLES

    Vivimos en un piso con una habitación. Cuando empezamos a preparar las cosas de la niña, lo que hicimos fue una revisión exhaustiva de nuestras pertenencias para hacer hueco en nuestros muebles para que cupiera lo de ella. Por ejemplo: tenemos un mueble con cuatro cajones; de ahí conseguimos hacer espacio y dejar uno entero vacío.

  3. CAMBIADOR

    Esto suponía comprar un mueble aparte, y no queríamos. La cambiamos en la cama, y por si se hace pis mientras la cambiamos compramos dos empapadores reutilizables, o sea, que se pueden lavar. Además, nos regalaron otro, con lo que contamos con tres empapadores.

  4. MÓVIL

    En su momento pensábamos que nos sería útil, pero por ahora no tiene ninguno, y no creo que le haga falta. Al no usar la cuna no lo vemos necesario, además de que creemos que puede ser una sobreestimulación para un bebé.

  5. CARRITO DE BEBÉ

    He de decir que nos han prestado un carrito con capazo mientras estábamos en la cuarentena por el covid; aunque en realidad sólo lo usábamos para estar dentro de casa; fuera seguimos usando la mochila. Nuestra idea es comprarle más adelante un carrito de paseo, cuando ya pueda sentarse; pero no el típico 3 en 1, que tiene un precio elevado, y no lo vemos necesario si tenemos la mochila portabebés.

  6. COJÍN DE LACTANCIA

    Nuestra bebé se alimenta a base de leche materna, por lo que podría resultar de utilidad el tener un cojín de lactancia. No obstante, para esos momentos uso un cojín normal para ponerla encima y amamantarla cómodamente. No veo la necesidad de adquirir ninguno; con tener un cojín en el que colocar bien a tu bebé ya es más que suficiente; al menos para mí.

  7. BOLSO DE BEBÉ

    No tenemos lo que es un bolso fabricado específicamente para guardar las cosas de un bebé. En su lugar, usamos una mochila verde muy mona que ya teníamos; tiene muchos compartimentos y es bastante práctica. Por cierto, esta mochila me la regalaron para el viaje de novios, así que le hemos dado mucho uso.

  8. NECESER

    Por neceser me refiero al típico estuche que venden que incluye un montón de cosas que a priori parecen super importantes: unas tijeras, una lima, un termómetro, un aspirador nasal,… y algunos objetos más. En este caso, hemos pecado de primerizos y sí que compramos uno, pero nos arrepentimos bastante. Por ahora sólo hemos usado las tijeras, aunque en realidad no harían falta porque son muy parecidas a las que tenemos para nosotros. La lima y el termómetro también podríamos usar los que ya tenemos. En fin, fallos los tenemos todos.

  9. CHUPA O CHUPETE

    Aquí nos hemos mantenido fuertes desde el principio. Si fuera por la familia lo habríamos comprado casi desde la primera semana de vida de la nena, pero bueno,… Nuestra decisión era firme: esperaríamos un tiempo tras el primer mes de lactancia para conocer mejor las necesidades de nuestra hija. En nuestro caso no la hemos visto imprescindible. Esto no significa que otros bebés no la necesiten, cada bebé es un mundo.

 

«Compra solamente lo necesario, no lo conveniente. Lo innecesario, aunque cueste un sólo céntimo, es caro.» Séneca

 

Esto del minimalismo puede ser todo un desafío con un bebé en casa, pero te animo a intentarlo, no es imposible. Nosotros estamos encantados con los resultados que estamos obteniendo; nos sentimos muy satisfechos de saber que no seguimos un consumismo absurdo sólo por tener un bebé. Eso sí, si tienes claro que quieres vivir una vida minimalista, habla con familiares y amigos la cuestión de los regalos: diles que no quieres acumular en exceso; de esta manera si te quieren regalar que sea algo que de verdad necesites y vayas a utilizar.

 

 

¡Transforma tu vida!

Únete GRATIS a la comunidad de Camino Minimalista y aprenderás a vivir más con menos. Inicia tu camino hacia el cambio.

    Acepto la política de privacidad.

     

    Si te ha gustado el post, compártelo en tus Redes Sociales y ayúdame a seguir creciendo.

    Deja un comentario

    Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial