¿Quieres depurar tu vida? 11 estrategias muy sencillas para hacerlo

Hay quien piensa que el minimalismo no sirve de nada, que se trata sólo de quitarse cosas de encima, pero no, señoras y señores, el estilo de vida minimalista es mucho más que eso. La cosa va de centrarnos en lo esencial, y no sólo en la parte material que nos rodea, sino también en la parte mental y de salud.

Si sientes curiosidad por adentrarte un poquito en el minimalismo, y no sabes por dónde empezar, aquí te dejo una lista de diferentes maneras de experimentar con el minimalismo y depurar tu vida. Escoge una de ellas, y vívelo con consciencia.

Depurar tu vida_estrategias
Mejora tu vida con este lindo estilo de vida minimalista. Te muestro 11 maneras de depurar tu vida.

1. Crea un espacio minimalista

Escoge un área pequeña de tu casa y mantenla libre de objetos innecesarios. Puede ser la superficie de una mesa de noche, la encimera de la cocina, un cajón, una parte del salón, etc. Conserva en ese lugar lo que te transmita paz y serenidad; no permitas que ese espacio que has escogido se convierta en algo que te produzca estrés.

La creación de este lugar será una bonita manera de empezar a depurar tu vida. Mantén esta zona limpia y despejada; quizás te sirva de inspiración y extiendas este experimento poco a poco a otras zonas de tu hogar.

2. Crea tu rutina de mañana

Pon más consciencia en la manera en la que comienzas tu día. No significa que tenga que ser la rutina supuestamente perfecta que nos venden [email protected] influencers. Piensa en ti, ¿cómo te gustaría empezar el día? Quizás con una taza de té y un poco de música, un desayuno nutritivo, algo de ejercicio, escribir en un diario, meditar, leer, etc. Empezar la jornada con algo que te llena te hará cambiar la visión que tienes del resto del día.

3. Descarta duplicados

Puedes empezar a depurar tu vida de una manera muy sencilla. Coge una caja y llénala de cosas que tengas repetidas, y que no necesites ni uses. Muchas serán cosas que guardes por si acaso, y que en realidad no están cumpliendo su función, porque no las estás usando: tazas, jarrones, cuadros, objetos de decoración, ropa, etc.

Si estás a tope de motivación, tira a la basura esta caja o dónala directamente. Si no es así, guarda la caja durante 2 meses. Si pasado ese tiempo, no eres capaz de acordarte de lo que había dentro de la caja, eso es que no lo has necesitado, así que déjalo ir.

4. Apúntate a un reto minimalista

Minimizar los objetos de nuestra casa lleva su tiempo, no es algo que se haga en un fin de semana. Pero es verdad que hacer retos minimalistas de vez en cuando puede darte el impulso que necesitas para seguir avanzando en el proceso. Si eres como yo, depurar tu vida a través de desafíos minimalistas puede ser la clave.

Encuentra la motivación que necesitas. Visita la sección de retos minimalistas. ¡Encontrarás muchísimos!
✯ Retos Minimalistas

5. Desconexión digital

La información no es mala, pero vivimos una época en la que estamos sobreinformados. El bombardeo constante de información no es bueno para nuestra salud mental. Borra aplicaciones de tu móvil que sólo estén robándote tiempo, que sólo uses para distraerte.

Reivindiquemos el tener un tiempo para [email protected], para aburrirnos, para no hacer nada, para reflexionar. ¿Cuándo fue la última vez que sentiste aburrimiento? ¿A que fuiste directamente a coger el móvil para «hacer algo»?

6. Retrasa las compras

En muchísimas ocasiones llenamos nuestra casa de objetos por hacer compras impulsivas. Para un momento, prueba a retrasar tus próximas compras 30 días. Pasado ese mes… ¿sigues teniendo esa necesidad de compra? Seguramente no. ¿Sabes cuánto dinero podrías ahorrar siguiendo este simple método de retrasar las compras? Ya te digo yo que bastante, el CEO de Amazon no estará tan contento… pero tu bolsillo sí.

7. Haz un armario cápsula

Soy cansina con esto de construir un armario cápsula, pero es que he visto tantos beneficios de vestir con menos… que quiero que tú también lo sientas. Se cree que el tener un vestuario minimalista implica que vas a ir [email protected] siempre igual, pero para nada.

Por si quieres cotillear. Me propuse el reto de construir un armario cápsula en 21 días, y este fue el resultado:
✯ Mi armario cápsula de verano

8. Viaja ligero

El viajar con menos es liberador. No tienes que cargar con muchas maletas y tanto la ida como la vuelta se hacen más llevaderas. La última vez que viajamos nos fuimos 3 días a Bilbao. 2 adultos y una niña de 2 años con una mochila de Decathlon de estas de 40 litros. En los viajes te das cuenta de lo poco que necesita [email protected] para el día a día.

Nuestros trucos para viajar con poco:

  • Un neceser para los 3.
  • Ropa combinable para los 3 días. Por ejemplo: un pantalón y 3 blusas.
  • Un sólo par de zapatos, que sean cómodos. Los llevamos puestos, así que no habría que cargarlos.
  • Nada de por si acasos. Miramos el tiempo que va a hacer en el destino y decidimos lo que llevar en base a eso.

9. Simplifica comidas

¿Cuánto tiempo dedicas a pensar en qué vas a comer en la próxima comida? ¿Qué cosas apuntar en la lista de la compra? Está claro que el tema de la alimentación diaria no es simple, requiere de tiempo y esfuerzo. Por eso yo hago comidas muy sencillas, que me sé al dedillo. Y la lista de la compra se vuelve más simple, porque más o menos sabemos siempre qué necesitamos.

Experimento que te propongo para depurar tu vida en cuanto al tema alimenticio: durante una semana simplifica al máximo tus comidas. Desayuna todos los días lo mismo, y para el almuerzo y la cena haz 3 ó 4 recetas y punto, pero que te duren para toda la semana (es decir, repetir dos o 3 días seguidos el mismo almuerzo y la misma cena). Si en casa el resto de personas se queja, di que es un experimento, y luego comenten entre [email protected] qué les ha parecido.

Nuestro caso: desayunamos siempre lo mismo: yogur con avena o avena nocturna, y variamos los toppings: la fruta y los frutos secos. En los almuerzos y cenas: un día preparamos una receta que nos dure varios días (una para la comida y otra para la cena; no repetimos el mismo día). Cuando se acabe hacemos otra que nos dure otro par de días, y así sucesivamente. Intentamos hacer recetas sencillas, que nos gusten mucho y que sean saludables.

10. Ahorra 1.000 €

Crea un fondo de emergencia. Una vida más sencilla también pasa por sentirte más [email protected] financieramente. Si necesitas un estímulo, haz algún reto de ahorro con algún familiar o [email protected] De esta forma, te sentirás más [email protected] a cumplirlo.

En esta entrada encontrarás varias ideas para conseguirlo:
✯ Retos de ahorro con plantillas

11. Pide ayuda

Muchas veces estamos tan [email protected] a nuestras posesiones, que nos podemos sentir [email protected] por la cantidad de cosas que tenemos, por querer tener una vida diferente pero no saber por dónde empezar. No tires la toalla antes inluso de haber empezado, PIDE AYUDA: un familiar, [email protected] [email protected], un profesional, a quien tú quieras, pero levanta la mano.

¿Qué te han parecido estas ideas para depurar tu vida? Cuéntame en los comentarios tus impresiones y cualquier cosa que quieras compartir.

Esther Perez autora camino minimalista

Esther Pérez
Seguidora de un estilo de vida minimalista y frugal, apasionada de la nutrición y los hábitos saludables, obsesionada por los retos y buscadora incansable de la mejor versión de mí misma.

Contenido minimalista que puede interesarte

Deja un comentario