RETO 39: Establece tus propósitos de año nuevo

Todos los años, sobre el último trimestre, hago una visualización de todo lo que he logrado en el año que va a finalizar. Analizo si he cumplido los propósitos que me propuse y reflexiono sobre otros nuevos que quiero alcanzar. No siempre sigo una estructura clara en cuanto a pensar en qué objetivos plantearme. Por ejemplo, el año 2019 fue un año en el que me reté a hacer una nueva actividad todos los meses, con el propósito de conseguir un año lleno de nuevas experiencias. La verdad que fue un año muy enriquecedor.

En este año 2020 tan sólo me propuse tres grandes propósitos relacionados con el minimalismo: hacer cuatro armarios cápsula, no comprar ropa durante un año y aumentar mis ahorros. Con esto del coronavirus y al haber estado fuera de Madrid la mayor parte del tiempo, sólo hice el primer armario cápsula. Sin embargo, los otros dos los he cumplido con creces.

minimalismo_propositos

Pasos a seguir en la fijación de los objetivos del año que viene

1. ANÁLISIS DE LOS OBJETIVOS DEL AÑO PASADO

Siéntate y reflexiona sobre todo lo que has vivido en este año que va a acabar.

  • ¿Has conseguido lo que te propusiste el año pasado?
  • ¿Cómo lo conseguiste?
  • ¿Qué propósitos no cumpliste?
  • ¿Cuáles fueron las razones de no haber cumplido algunos propósitos?

2. PIENSA EN LO QUE TE HACE FELIZ

Hay muchos ámbitos sobre los que pueden tratar tus propósitos:

  • SALUD: cuidar tu alimentación, hacer deporte, dormir más, dejar algún vicio,…
  • RELACIONES PERSONALES: ver más a la familia, hablar más con tus [email protected], hacer alguna actividad con tu pareja…
  • TRABAJO: conseguir un ascenso, aprender nuevas herramientas para mejorar en tu trabajo,…
  • FORMACIÓN: idiomas, cursos de temáticas que te interesen,…
  • FINANZAS: conseguir un ingreso extra, alcanzar un ahorro determinado, invertir, tener un colchón de emergencia,…

Dependiendo de tus gustos y de las cosas que te hagan feliz, intenta focalizar tu atención en aquellos objetivos que te ayuden a desarrollar aquello que quieras mejorar o conseguir. Busca propósitos retadores, pero que te apasionen.

3. ESTABLECE TUS NUEVOS PROPÓSITOS EN BASE A TU YO DEL PRESENTE

Olvídate de seguir modas. Tus propósitos han de ser reflexionados partiendo de tu individualidad, de lo que a ti te gusta y te inspira. ¿Por qué vas a ponerte a hacer running si odias correr? ¿Por qué vas a hacerte [email protected] si te encantan los huevos?

Importante darte cuenta de que lo que te hace feliz hoy puede que el año pasado no te gustara nada; vamos evolucionando, y por ello, nuestros gustos también van variando. Acéptate hoy y piensa en la persona que eres hoy para decidir tus propósitos de año nuevo.

4. ACOTA LA LISTA DE OBJETIVOS

No es viable elaborar una lista infinita de nuevos propósitos. En enero estamos [email protected] muy motivados, pero puede que en febrero te sientas [email protected] por intentar lograr una lista infinita de objetivos. Vale más centrarnos en unos pocos objetivos, porque el día no tiene tropecientas horas, y tenemos que disfrutar del proceso. Es mejor que tengas sólo tres propósitos y poder cumplirlos satisfactoriamente, que tener diez, y acabar [email protected] por no conseguir ninguno.

5. PLANIFICA TUS OBJETIVOS EN TU DÍA A DÍA

Reflexiona sobre tu rutina y dónde puedes incluir esos nuevos propósitos. Divide esos objetivos en tareas más pequeñas; así irás viendo pequeños progresos hasta llegar a alcanzar la meta final. Tienes que especificar bien cuándo vas a realizar lo que quieres hacer; por ejemplo: si te quieres poner en forma, concreta qué días de la semana vas a hacer deporte. Recuerda que tiene que ser realista: no incluyas un montón de cosas que hacer todos los días y evitarás el agotamiento de no llegar a todo. Eso sí, no abandones el propósito si fallas alguna vez; es normal, no somos [email protected]

6. HAZ UN SEGUIMIENTO DE TUS OBJETIVOS

Te recomiendo que anotes tus objetivos en un papel y luego en un calendario, colócalo en un lugar visible; ahí será donde especifiques cuándo vas a realizar esos objetivos en tu rutina diaria o semanal. Es primordial que realices un seguimiento de los objetivos que te has propuesto y/o de los hábitos que quieres introducir en tu vida o de otros que quieras dejar ir.

A medida que vaya pasando el tiempo, señala lo que sí has cumplido, por ejemplo, con un subrayador. Así tendrás un reforzamiento positivo, cuando veas todas las veces que lo has logrado. Considera un éxito si lo has llevado a cabo el 80% de las veces. Por ejemplo: un propósito podría ser desayunar todos los días comida real, sana y deliciosa. Pues si durante un mes lo has hecho 24 días (el 80% de los 30 días) yo lo calificaría como un mes victorioso en cuanto a ese objetivo propuesto.

«Nunca te irás de donde estás hasta que decidas a dónde quieres llegar.»

Si eres de [email protected] que nunca reflexiona los propósitos de año nuevo, espero que este post te haya removido por dentro, y te dé por pensar en algunos para el año que viene. Si por el contrario, sí que pensabas en propósitos para el año nuevo, pero sueles fracasar en el intento, espero que estos pasos te sirvan para cumplir los del año próximo. Y tú… ¿sueles tener propósitos de año nuevo? ¿los sueles cumplir? ¿qué propósitos tienes para el 2021?

Cuéntame tus impresiones y cualquier cosa que quieras compartir. Por supuesto, si se te ocurren nuevos retos, también me lo puedes decir en los comentarios. ¡A por la semana!

 

Si te ha gustado el post, compártelo en tus Redes Sociales y ayúdame a seguir creciendo.

¡No te pierdas nada!

Únete GRATIS a la comunidad de Camino Minimalista y aprenderás a vivir más con menos. Inicia tu camino hacia el cambio.

Contenido minimalista que puede interesarte

Deja un comentario