4 Consejos para seguir motivad@s con la limpieza de cosas

Muchas veces somos conscientes de la gran cantidad de objetos que poseemos, y que nos generan estrés. Por eso, empezamos a minimizar cosas, y lo hacemos inicialmente con mucha determinación, pero llega un momento que parece que la energía va decayendo. Ya no sabemos qué seguir minimizando, o creemos que en realidad no hemos hecho ningún progreso, así que nuestra motivación disminuye. Esto puede hacer peligrar el proceso de llegar a un estilo de vida minimalista, por lo que creo conveniente mostrar unos cuantos consejos para que esta falta de motivación no nos fastidie todo lo que hemos avanzado.

minimalismo_desorden

1. SACA FOTOS DEL ANTES Y EL DESPUÉS

Nuestros cerebros se adaptan muy rápido a los cambios que podamos hacer en casa, así que haz fotos de tu proceso de limpieza. Cuando saques toda la ropa del armario, y la tengas tirada en la cama, saca fotos. También de las bolsas que llevas a donar, y de las bolsas que van a la basura. Fotos del interior de los armarios antes de empezar a revisarlo, y de después de la revisión. De las superficies llenas de cosas y luego cuando están despejadas.

Esto incluso puede ayudarte a reducir más, porque sabes que cuando acabes sacarás una foto, y querrás ver un lindo resultado. Así que ya sabes, mantén la cámara o tu móvil cerca mientras estés en este proceso, y saca muchas fotos. Cuando te sientas desmotivad@, ponte a verlas, y te quedarás alucinad@ de todo lo que tenías, de cómo era antes esa habitación y cómo está ahora. Como mínimo te sacará una sonrisa. Pero lo más importante, conseguirá que sigas con tu objetivo a tope de motivación.

2. ORDENA

Es improbable que todos los días tengas tiempo para ponerte a simplificar tus cosas, así que te recomiendo que los días que no te dediques a ello mantengas ordenados los espacios. De esta manera, algunos días todo será un caos, porque estarás chequeando todo; pero otros días comprobarás que estás avanzando, porque si lo mantienes todo limpio y ordenado verás que el proceso de simplificar tu casa está teniendo éxito.

Por tanto, ten presente los días que vas a dedicar a hacer limpieza de cosas. Ten en cuenta que deberías tener mínimo unos 15 minutos para hacerlo. Si tienes días con mucho lío, con un cuarto de hora puedes obtener resultados satisfatorios. Ya sabes que todo es empezar, no tiene por qué ser una habitación en un día, puedes iniciarte poco a poco, y empezar con un cajón o con un mueble.

Por consiguiente, los días que sepas de antemano que no vas a tener tiempo de ponerte a sacar cosas, para revisarlas y volver a organizarlas, mejor dedícate a mantener ordenado lo que tienes, serán los días de mantenimiento. La comida guárdala en su sitio, los papeles igual, los productos del baño ponlos ordenaditos en su lugar,… Y así con todo, que cada cosa vaya a su lugar.

Esta es una manera muy buena de visualizar el proceso de simplificación: dedica unos minutos al día a colocar las cosas en el sitio que les corresponda, y tendrás la sensación de que lo tienes todo bajo control. Por otro lado, estarás creando un hábito, y te percatarás de que mantener todo ordenado no te lleva muchos minutos en tu rutina diaria.

3. VALORA EL TIEMPO, NO EL DINERO

En muchísimas ocasiones encontramos dificultad en deshacernos de cosas porque tenemos el sentimiento de culpabilidad por habernos gastado dinero en ellas. No queremos derrochar el dinero, y parece que si tiramos esos objetos, eso es precisamente lo que estamos haciendo. Otra idea que tenemos es la de no tirar ciertas cosas, porque aunque llevemos mucho tiempo sin usarlas, puede que las necesitemos en algún momento. Aquí tenemos un combo: las cosas nos han costado dinero, pero en realidad nunca las usamos, pero oye, nos han costado dinero, así que mejor guardarlas.

Por ese camino vamos mal. Casi todo lo que poseemos nos cuesta dinero, así que no puede ser la excusa. Cuando hagamos la reflexión sobre cada objeto de si se va o se queda, no pensemos en el dinero que nos ha costado, porque entonces no quitaríamos prácticamente nada. Piensa que estás inmers@ en un nuevo proceso, que quieres simplificar tu vida, y hay que valorar todo lo que tenemos en el presente, para tener un futuro mejor, y con los objetos que de verdad nos aporten valor.

Además, el manejar todas las cosas que tenemos, aunque no lo creamos, nos quita tiempo. Tiempo que usamos en limpiar, en buscar las cosas entre todo lo que tenemos por casa, tiempo que malgastamos en comprar más objetos que no necesitamos,…

Llegará un momento que las cosas materiales no te importen tanto, te alejarás del consumismo sin sentido, y esto hará que al final valores mucho más el tiempo que pasas con tu familia y con tus amistades. Eso es lo que de verdad merece la pena, y no que esto o aquello te costó tanto. Valora las experiencias y los momentos que pasas con las personas que quieres, lo demás son cosas, y no tienen importancia.

4. NO TE PREOCUPES POR EL CAOS, ES TEMPORAL

Tú que buscas la paz y la serenidad que el minimalismo promete, si estás inmers@ en el proceso de simplificar tu casa, seguramente no te encuentres ni en paz ni sereno los días que estás con la faena. Es normal que vivas en un ambiente caótico, pero no te preocupes, es algo temporal. Esto de sacar todo de los armarios y tener que decidir el destino de cada una de tus posesiones, puede ser agotador tanto visual como mentalmente. Por consiguiente, acéptalo, aunque pueda resultar abrumador, tienes que pasar por este desorden para conseguir el resultado final.

«La habilidad de simplificar consiste en eliminar lo innecesario para que lo necesario pueda hablar». Hans Hoffman

Espero que te sirvan estos consejillos para mantener la motivación a tope en tu limpieza de cosas. Celebra cada pequeño logro que vayas consiguiendo, porque eso significará que estás progresando. Coméntame en los comentarios qué te ha parecido la entrada, y si tienes algunos otros tips sobre cómo mantenernos motivad@s durante el proceso de simplificación de nuestros hogares. ¡Me encantará saberlos para poder aplicarlos!

 

¡Transforma tu vida!

Únete GRATIS a la comunidad de Camino Minimalista y aprenderás a vivir más con menos. Inicia tu camino hacia el cambio.

Acepto la política de privacidad.

 

Si te ha gustado el post, compártelo en tus Redes Sociales y ayúdame a seguir creciendo.

Deja un comentario

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial