Casa con estilo minimalista

Vivir un estilo de vida minimalista es algo que me ha aportado muchísimo. Soy consciente de los objetos que poseo, pero les doy el valor justo y priorizo mi tiempo ante todo. Por consiguiente, intento vivir en una casa con estilo minimalista, en la que se otorgue mucho protagonismo al espacio, y en la que todo esté por una razón.

Casa con estilo minimalista

Qué es una casa con estilo minimalista

Los espacios minimalistas se caracterizan por los siguientes puntos: simplicidad, sentido del orden y funcionalidad. Reducir a lo básico, eliminando todo aquello que cada persona considere superfluo.

En la decoración de una casa con estilo minimalista, aunque se fomenta el uso de pocos muebles y elementos decorativos, no se deja de lado en ningún momento el bienestar y la comodidad. Es centrarse en lo esencial y lo verdaderamente necesario.

Una casa con estilo minimalista suele estar construida siguiendo estas premisas:

  • Líneas rectas
  • Espacios amplios: no hay necesidad de dividir espacios
  • Muy buena iluminación
  • Espacios ventilados
  • Poca ornamentación: reducir la decoración a lo esencial
  • Colores blancos, claros y neutros
  • Plantas: sencillas, de hojas

Beneficios de vivir en una casa con estilo minimalista

  1. Mucho más espacio
  2. Se limpia con más facilidad y en menos tiempo
  3. No hay necesidad de tantos muebles
  4. Casa más ordenada
  5. Menos estrés
  6. Menos consumismo
  7. Ahorro de dinero

Claves para aplicar un estilo minimalista en casa

  • MENOS ES MÁS. Tenemos que reducir lo que tenemos en nuestra casa a lo estrictamente esencial, deshaciéndonos de todo aquello que sea superfluo. La funcionalidad del espacio es más importante que la estética. Vivir en una casa con estilo minimalista es ideal para personas que buscan vivir en un entorno relajado, con espacio, con pocos muebles, y muy bien escogidos.
  • ORDEN. Dejar expuestos los mínimos objetos posibles para mantener un orden visual. Guardar todo lo que no sea verdaderamente indispensable para la vida diaria. Mantener los espacios bien ordenados, para dejar las superficies despejadas.
  • ESPACIO. El espacio entre muebles es fundamental. Lo ideal sería tener menos paredes para dividir los espacios, de forma que podamos fluir de un espacio a otro sin encontrarnos apenas obstáculos. De esta manera, la nada y los espacios en blanco son los que delimitan los espacios.
  • COLORES. La idea es conseguir un espacio amplio y armónico. Lo que se busca no es el protagonismo del color, sino del espacio. Buscar una paleta de colores claros y neutros para crear un espacio simple y equilibrado: blancos, verdes, beiges, grises, verdes grisáceos, y algunos toques negros. También es interesante tener elementos con algún color que resalte, y también plantas.
    Nota aclaratoria: conseguir una casa con estilo minimalista no significa necesariamente que todo tega que ser blanco y gris. Simplemente hay que tener presente que un espacio hiper colorido puede producir una sensación de exceso y saturación.
    A la hora de hacer la composición, intentar que no se vea todo homogéneo, del mismo color. Para lograrlo, se puede acudir a la regla del 60-30-10:

    • 60% de un color predominante: blancos, verdes, grises, verdes grisáceos.
    • 30% de un tono secundario: colores crema, maderas, tonos verdes.
    • 10% colores de acento: colores más potentes, como el negro y el gris oscuro.
  • MATERIALES. Uso de materiales naturales, como madera, piedra, vidrio, mármol, piedra y cemento.
  • MUEBLES. Evitar el abarrotamiento de muebles. Tener en cuenta que en una casa con estilo minimalista el mueble es el punto focal. Optar por mobiliario de líneas limpias, fluidas, y en tonos neutros o puros, como el blanco y toda su gama de tonos. También se puede escoger muebles con colores de contraste, como el negro o los tonos grises. Los muebles y objetos decorativos excesivamente recargados u ornamentados no quedan muy bien con este estilo.
  • FORMAS. El minimalismo apuesta por las formas esenciales, con el objetivo de simplificar las composiciones: líneas rectas, horizontales, verticales, diagonales, cuadradas, rectangulares, circulares, zig zag y curvas. También podemos combinar estas formas para lograr un mayor dinamismo.
  • TEXTURAS. Una casa minimalista puede parecer aburrida, por los pocos muebles y los colores neutros; por eso es importante incluir texturas diferentes y materiales cálidos. Piensa en la madera, la piedra, la cerámica, el mimbre, la lana, el lino, etc. Hacer una buena combinación de estos materiales aportará el punto de calidez a tu espacio minimalista, además de aportarle elegancia y un toque interesante.

Cómo aplicar la decoración minimalista en cada espacio

  • DORMITORIO. La cama, las mesas de noche, y la iluminación son los elementos clave. Con respecto a la cama, incluso se puede prescindir del cabecero. Dar protagonismo a colores y materiales naturales y usar texturas acogedoras. Muebles de líneas sencillas sin apenas ornamentación. Por otro lado, colocar un espejo puede ser un hermoso elemento decorativo. También se pueden poner plantas que purifiquen el aire.
  • SALÓN. El punto focal del salón son los asientos: sofás, sillones, sillas. En cuanto a la manera de distribuir los muebles en un salón minimalista, es fundamental que el espacio se vea aireado, y no abarrotado, así que intentar dejar espacios en blanco, con la prioridad de mantener bien despejadas todas las zonas de paso. La luz natural es clave, permitir que entre la mayor cantidad de luz posible. No olvidar la comodidad, calidez y comfort, combinando materiales fríos (piedra, cristal, cemento pulido) con cálidos (madera y tejidos naturales). Limitar la paleta de colores, utilizando un máximo de 2 o 3 colores, ya que el minimalismo es incompatible con un espacio saturado de color.
  • BAÑO. El baño ha de ser un espacio de relajación y calma. Por lo tanto, lo mejor es disminuir la cantidad de productos que tenemos a la vista, para que no queden expuestos innecesariamente. Si tienes la posibilidad de instalar un espejo grande también queda muy bien, y si lo haces de forma que esté de frente a una ventana, aportará mayor luminosidad a todo el cuarto.
  • COCINA. La cocina implica disfrute, actividad, punto de encuentro. Es una buena idea incorporar elementos con más color, para dar un punto de más dinamismo con respecto al resto de la casa.

Dormitorio estilo minimalista

Tips para convertir tu casa al estilo minimalista

La información que he comentado antes puede que no siempre sea posible, por ejemplo, no [email protected] tenemos la posibilidad de tirar paredes para dejar espacios fluidos o tener los muebles que queremos si vivimos en una casa alquilada. Por eso, te comparto una serie de consejos que [email protected] podemos aplicar para convertir nuestra casa en minimalista:

  • Deja de acumular y apilar. Hacer una revisión de todos los objetos que tienes es la forma de darte cuenta de que tienes mucho más de lo que necesitas. Quédate con lo que te aporta valor, y el resto deséchalo. Serás [email protected] consumidor más consciente, porque sabes lo que necesitas, así que evitarás la acumulación de objetos innecesarios. Apilar demasiados objetos tampoco es buena idea, porque da sensación de saturación. Intenta mantener todo ordenado.
  • Despeja todas las superficies. En la medida de lo posible, procura mantener superficies limpias y despejadas. Si quieres añadir algo de decoración, puede ayudarte tener en mente no exceder de tres objetos por superficie, aunque puede haber excepciones.
  • Mantén todo ordenado y limpio. Recuerda que buscas un espacio de calma y relajación. Si está todo sucio y tirado en cualquier lado, lo que vas a conseguir es todo lo contrario.
  • Tira cajas y paquetes. Yo muchas veces peco de guardar y acumular las cajas de los electrodomésticos y de cualquier aparato que compramos. Pero sí que es verdad que cuando hago revisión de objetos, las cajas y paquetes son cosas que fácilmente puedo quitar. Guárdalos un tiempo prudencial, por si tienes que devolver algo, pero después quítalas, recíclalas, o dáselas a alguien que quiera usarlas.
  • Quita elementos muy llamativos. Si quieres un espacio más minimalista, demasiados colores y estampados pueden alejarte del objetivo que quieres conseguir.
  • Experimenta. Prueba a quitar cosas a ver si las echas de menos, como por ejemplo: cortinas, cojines, alfombras, figuras de decoración, etc. Reflexiona sobre cómo te sientes con estos cambios.
  • Quita la ropa que no te pongas. Qué bueno sería tener espacio en tu armario, para que veas con claridad lo que tienes, y que lo que haya sea lo que te guste y te quede bien. Haz un repaso rápido en todos los sitios en los que guardes ropa, y si hace mucho que no te la pones, o en realidad no te gusta, o no te queda bien, quítala.
  • Empieza por una habitación. No te agobies, querer convertir tu casa en minimalista no se consigue de la noche a la mañana. Si quieres resultados satisfactorios, y no rendirte, empieza poco a poco: elige una habitación y transfórmala en minimalista. Personalmente, creo que el baño es un buen sitio para empezar a aplicar el minimalismo: suele haber pocos muebles, pocas superficies, y es más fácil hacer depuración de lo que hay.
  • Revisa constantemente tus cosas. Tenemos que conseguir que el orden sea un hábito, y revisar nuestras cosas con cierta asiduidad es una gran idea. Plantéate cada cierto tiempo si necesitas esos objetos. Tu casa no es un museo, así que no conserves aquello que no consideres esencial, que no te aporte nada, que no sea útil, que no te guste. Te aseguro que hacer este chequeo de forma frecuente hace que consigas una cierta habilidad y rapidez a la hora de decidir si algo se queda o se va.
  • Ten espacios vacíos. La depuración de objetos y de muebles tendrá como consecuencia el disponer de espacios vacíos. Vence a la tentación de volver a llenar esos espacios, alíate con la idea de que esos espacios en blanco suponen libertad.

¿Te gusta la idea de tener una casa con estilo minimalista? Cuéntame en los comentarios tus impresiones y cualquier cosa que quieras compartir.

 

Si te ha gustado el post, compártelo en tus Redes Sociales y ayúdame a seguir creciendo.

¡No te pierdas nada!

Únete GRATIS a la comunidad de Camino Minimalista y aprenderás a vivir más con menos. Inicia tu camino hacia el cambio.

Contenido minimalista que puede interesarte

Deja un comentario