Por qué deberías dejar de reciclar

Según un estudio, publicado en la revista Science Advances, sólo el 9% de todo el plástico que se ha creado ha sido reciclado, el 12% incinerado y el 79% restante acumulado en vertederos o en el medio natural. Son porcentajes espeluznantes.

Según otro estudio de la asociación Seas at Risk, en los países miembros de la Unión Europea se consumen anualmente la friolera de:

  • 46.ooo millones de botellas de bebidas
  • 16.000 millones de tazas de café
  • 580.000 millones de colillas de cigarrillos
  • 2.500 millones de envases desechables
  • 36.400 millones de pajitas

Un mundo sin plástico nos parece inimaginable, pero en realidad su producción y uso a gran escala sólo se remonta a la década de los 50. El crecimiento desde entonces ha sido espectacular; sobre todo por los envases de plástico de un solo uso. Como la gran mayoría no son biodegradables, no se descomponen, por lo que acaban acumulándose, contaminando el entorno natural: el mar, la tierra, el aire (al quemarlos); y no olvidemos los microplásticos (que han entrado ya en nuestra cadena alimentaria); nada se salva.

Todo este sin sentido llega hasta el punto de que se calcula que en el 2050 habrá más plástico en el océano que peces.

minimalismo_reciclar

¿Reciclar es la solución o el problema?

Reciclar es un problema, y grave. La mayoría de la gente asocia el reciclaje con sostenibilidad. Se ha comercializado el reciclaje como algo que nos permite vivir nuestra vida con todas las comodidades que el plástico nos puede ofrecer. Por supuesto, sin tener que hacer ningún cambio en nuestro estilo de vida ni ser responsables de nuestros residuos. Tan sólo tenemos que separar nuestros residuos para reciclar.

Qué bien le viene el concepto de reciclar a las empresas. Ellos dicen que sus envases son reciclables, quedan como empresas super éticas y eco-friendly, pero ¿cuántos de sus envases se reciclan realmente en su totalidad? Que digan que son reciclables sólo nos dice que los echemos al cubo amarillo, no que los vayan a recoger y reciclar para volver a darles uso.

Las campañas publicitarias nos han enseñado durante muchísimo tiempo que reciclar es el camino, es la solución. Fíjate en esta campaña de Coca-Cola. ¿No te da la sensación de que son super responsables con el medio ambiente? Yo me quedo con eso de que quieren que nos involucremos, los que realmente actúen. Pero… ¿y ellos? ¿Quizás no tendrían que innovar por su parte? ¿Otro material quizás? Coca-Cola produce 200.000 botellas de plástico por minuto, no creo que la solución sea reciclar todo eso; creo que es algo imposible de conseguir.

Inconvenientes de reciclar

  • PETRÓLEO. El plástico proviene del petróleo, y este contamina muchísimo, por lo que el abuso en el consumo de plástico está haciendo que aumentemos aún más el consumo de petróleo. Gases de efecto invernadero, mares contaminados por vertidos,… Seguimos intensificando el cambio climático, algo que ya se está notando: temperaturas en aumento, más sequías, más olas de calor, cambios en los patrones de lluvias, etc.
  • LIMITADO. No se puede reciclar el plástico hasta el infinito y más allá. Una botella de plástico, por ejemplo, sólo puede ser reciclada como mucho diez veces, en el mejor de los casos. Y sabemos que esto no está ocurriendo, ya que la mayoría acaba en los vertederos y en nuestros océanos. Además, cada vez que el plástico se recicla, el material se degrada y la calidad del mismo disminuye. Así que la realidad es que la mayoría de los plásticos sólo puede ser reciclado una o dos veces.
  • PLÁSTICO NUEVO. Para reciclar el plástico, como el material se degrada y la calidad empeora, se necesita añadir plástico nuevo para obtener un buen producto.
  • VALOR. El plástico reciclado, al tener que pasar por todo un proceso, además de tener que añadir plástico nuevo para reciclarlo, no tiene el valor suficiente para ser una opción viable en el mercado. Siempre es más barato producir nuevo plástico, que tener que estar recuperando y reciclando todo el plástico ya hecho.
  • EDUCACIÓN. Existe una falta de educación en el tema del reciclaje, y muchas personas no lo hacen correctamente. No todo el mundo sabe que hay distintos tipos de plástico, y que no todos son reciclables; y ahora mismo estamos tirando todo el plástico al mismo cubo amarillo para reciclar; además de otros desechos que se estén lanzando a ese cubo y no deban ir ahí, tales como restos de comida, aceites, líquidos, etc. A la hora de llegar a la planta de reciclaje es complicado limpiar lo suficiente el plástico para poder reciclarlo correctamente; además de que todos estos restos orgánicos en los vertederos también contaminan, y mucho.

Reducir y reutilizar antes que reciclar

¿Por qué las empresas quieren que nos olvidemos de los conceptos de reducir y reutilizar? Pues muy sencillo. No les interesan, porque cuando reduces tus compras y reutilizas lo que ya tienes, les afecta monetariamente. Vendiendo al consumidor la comodidad del uso del plástico sin ningún tipo de culpa y remordimiento detrás, y sabiendo que tiene un coste muy bajo para el cliente, lo que hacen es que estos compren mucho más y con más frecuencia.

Nos intentan manipular. Si lo que queremos es limpiar los océanos, dejar de acumular tanto plástico en los vertederos, parar de destruir los hábitats naturales de los animales, etc. lo que tenemos que hacer no es reciclar precisamente, al menos no como primera opción.

Aquí la educación juega un papel fundamental. Tenemos que ser conscientes de que somos 7.700 millones de personas en el mundo. Hemos de pensar un poco más como un conjunto, y no como individuos aislados. De [email protected] [email protected] depende el futuro de La Tierra. Por una parte, nos deberían enseñar cómo separar nuestros residuos plásticos adecuadamente. Y por otra parte, las empresas deberían simplificar el envasado de los productos, sin tantos tipos de plásticos diferentes en la composición de cada producto.

De esta manera, nuestra tarea de reciclar sería mucho más fácil, y las plantas de reciclado también podrían sacar el máximo provecho a los plásticos que tiramos.

Los consumidores tenemos en nuestra mano cambiar el mundo, a fin de cuentas, las empresas se guían por la ley de la oferta y la demanda. Y si dejamos de adquirir productos con tantos envoltorios y tantísimos envases plásticos innecesarios, se amoldarían a nuestras exigencias. Alcemos nuestra voz, tenemos mucho más poder del que creemos.

Los modelos de las 3R, 5R y 7R

Antes existía el llamado sistema de las 3R para intentar reducir la cantidad de basura que generamos, y que es básicamente lo que comentaba en el apartado anterior: REDUCIR, REUTILIZAR y RECICLAR.

Sin embargo, este modelo se quedó corto, no es suficiente, así que se empezó a hablar del modelo de las 5R: REDUCIR, REPARAR, RECHAZAR (eligiendo otras alternativas más sostenibles), REUTILIZAR y RECICLAR.

Y para completar mucho más el ciclo de cada producto, lograr un mundo mucho más sostenible y conseguir una auténtica economía circular, se ha evolucionado hacia la regla de las 7R:

  • REDISEÑAR. Aquí las empresas son las protagonistas, ya que tendrían que diseñar productos teniendo en cuenta las consecuencias medioambientales que su producción genera; con envases sostenibles, que sean biodegradables o que puedan reciclarse al 100% con todas las garantías.
  • REDUCIR. Nuestro papel como consumidores es crucial, reduciendo el consumo de productos hechos de plástico, e intentando reducir también los residuos plásticos que generamos.

  • REUTILIZAR. Intentar usar hasta la saciedad todos los productos que tenemos. Si ya tienes bolsas de plástico en casa, intenta no hacerte con más, pero aprovecha al máximo esas que ya tienes.
  • REPARAR. Vivimos en la cultura del usar y tirar, pero ¿qué tal si intentamos arreglar aquello que se nos estropee? En internet hay muchísimos tutoriales. Oye, y a lo mejor descubrimos que se nos da bien arreglar cosas.
  • RENOVAR. Seguramente tienes en casa objetos viejos que ya no les das uso porque te parecen anticuados, pero puedes darles otro aire y modernizarlos un poco: una mano de pintura, una limpieza a fondo, etc.
  • RECUPERAR. Se trata de recuperar materiales que ya han sido usados para volver a usarlos en el proceso productivo. Por ejemplo, si una empresa que usa botellas de plástico las recuperara tras haberlas consumido, y las usara de nuevo para fabricar nuevas botellas.
  • RECICLAR. Ya como último recurso, y tras haber agotado las alternativas anteriores, nos queda separar muy bien nuestros residuos para que se reciclen correctamente.

Algunas acciones para reducir el uso del plástico

  • Intentar consumir menos bebidas embotelladas en plástico, y más en envases de vidrio. El vidrio se puede reciclar hasta el infinito sin perder calidad.
  • Cuando pidamos agua fuera de casa, pedir agua del grifo, o en su defecto, en botella de cristal.
  • Llevar siempre con nosotros una botella de agua de vidrio.
  • Si pedimos café para llevar, llevar con nosotros una taza reutilizable. Se venden muchísimos modelos preciosos de tazas reutilizables.
  • Evitar el uso de plásticos de un solo uso en nuestro día a día, y sobre todo, en eventos como fiestas de cumpleaños y demás celebraciones.
  • Llevar nuestras propias bolsas al supermercado, de tela o de plástico que ya tengamos por casa.
  • Comprar a granel y en envases de cristal.
  • Sustituir los envases de jabones y champús por jabones y champús sólidos.
  • Si tienes un bebé: usa pañales de tela. Se ahorra mucho dinero y son más respetuosos con su delicada piel.
  • Priorizar juguetes de madera frente a los de plástico.
  • Si eres mujer: prueba la copa menstrual y las compresas de tela. Las compresas de plástico tardan 300 años en degradarse. ¿Cuántas compresas puede usar una mujer durante toda su vida? Da miedo hacer el cálculo.
  • Sustituir el cepillo de dientes de plástico por uno de bambú.
  • Etc.

«Como sociedad, necesitamos considerar si vale la pena sacrificar algo de nuestra comodidad por tener un medio ambiente limpio y saludable». Roland Geyer

Esto es urgente. Echa un vistazo a tu basura. ¿Cuánto plástico tienes? ¿Cuánto plástico de un solo uso? ¿A que tienes más basura de plásticos que orgánica? ¿Le estamos dando utilidad a todo eso? Esto es algo sobre lo que tendríamos que reflexionar.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Sigues creyendo que reciclar es la solución a nuestros problemas medioambientales? ¿Haces alguna de estas acciones para reducir el uso de plásticos? ¿Quieres aportar alguna acción más? Cuéntame en los comentarios tus impresiones y cualquier cosa que quieras compartir.

¡Déjame unas estrellitas! ¡Gracias!
(Votos: 1 Promedio: 5)
 

Si te ha gustado el post, compártelo en tus Redes Sociales y ayúdame a seguir creciendo.

¡Transforma tu vida!

Únete GRATIS a la comunidad de Camino Minimalista y aprenderás a vivir más con menos. Inicia tu camino hacia el cambio.

Contenido minimalista que puede interesarte

Deja un comentario