Únete a nuestra comunidad en Telegram

BLW – Alimentos introducidos cuarto mes + Empezamos con la cuchara

Sumamos otro mes más al apasionante mundo del Baby Led Weaning, ya son cuatro meses en los que nuestra peque ha ido probando diferentes alimentos controlando ella lo que come, sin forzarla y respetando sus tiempos. La verdad es que esta experiencia es muy reveladora para nosotros, porque aparte de lo del tema del hierro y la vitamina C, intentamos ir ofreciéndole alimentos que solemos comer en casa, para que se vaya habituando a nuestras costumbres culinarias. Lo interesante del tema es que nos empieza a resultar complicado decidir los siguientes ingredientes que darle, así que será que nuestra alimentación no es tan variada, aunque sigue siendo equilibrada.

De todas maneras, al final siempre se nos ocurren nuevas cosas que darle, porque en realidad hay mucha fruta nueva por probar. Y con el tema de los frutos secos también hay bastante variedad. Aunque ojo con los frutos secos, pues no se recomienda darlos en su versión entera, sino molidos, en cremas o en patés.

minimalismo_blwmes4

Alimentos introducidos el cuarto mes con el método BLW

La lista de los treinta primeros alimentos la puedes encontrar en estas tres entradas que te pongo a continuación, en donde también encontrarás dos descargables que pueden serte útiles para tener registrados los alimentos introducidos:

En la siguiente tabla expongo los diez alimentos ofrecidos en el cuarto mes, acompañados como siempre por sus valores nutricionales con respecto al hierro y la vitamina C. El hierro porque a partir de los seis meses las reservas de hierro de los bebés empiezan a disminuir, y la leche materna es deficitaria en este componente; y la vitamina C porque ayuda en la absorción del hierro.

Minimalismo_valornutricional_4
Tabla. Valor nutricional alimentos cuarto mes (hierro y vitamina C)

¿Cómo le hemos ofrecido los alimentos del cuarto mes de BLW?

1. CREMA DE CACAHUETE

La crema de cacahuete le chifla. Se la untamos en pan y también se la ponemos con el porridge de avena. Recordar el cuidado que hay que tener con el tema de los frutos secos, tanto por el tema de posibles alergias como porque se pueden asfixiar, así que hay que darlos pero en formato molido. Importante: que la crema de cacahuete sea 100% cacahuetes, nada de azúcar, ni sal, ni aceite, ni grasa de palma, ni nada de nada, sólo manises.

2. MANDARINA

Le ofrecemos los gajos de la mandarina. Le quitamos la piel que tiene por fuera, para que le resulte más fácil comérselos. Al principio parecía que no le gustaba mucho, pero tras unos días va directa a coger los gajos, así que ya parece que sí.

3. PEPINO

El pepino puede ser un poco duro para un bebé, así que le damos la parte más céntrica, donde están las semillas. Lo cortamos en bastoncitos.

4. GUISANTES

Nos daba miedo darle los guisantes tal cual, así que hicimos hamburguesitas de guisantes, que estaban bastante buenas, doy fe, aunque les faltara sal. Tan sólo tienes que cocinar los guisantes, y luego mezclar con cebolla cortada fina y copos de avena.

5. KIWI

Se lo damos en rodajitas. Le resulta muy fácil de comer, al ser tan blandito. No ha puesto cara rara ni nada.

6. LECHUGA

Nuestra niña no la maneja bien, así que no la recomiendo mucho. Se le pegaba en el paladar y le costaba comérsela. Se la fuimos dando en trocitos más pequeños, pero no es algo que le demos con frecuencia. Más adelante cuando la gestione mejor se la volveremos a ofrecer.

7. PAVO

Lo hicimos al horno, con un poco de aceite y algunas especias. Como se queda tierno se lo cortamos en tiras y se lo come muy bien.

8. CHAMPIÑONES

Los champiñones los compramos enteros y luego los cortamos en rodajas. Los cocinamos salteándolos un poco en una sartén. Los cogía con curiosidad y le gustaron.

9. QUINOA

La quinoa, junto con la avena, son los dos cereales que más hierro contienen, así que resultan alimentos interesantes para aplicar el BLW. Eso sí, si habitualmente no los consumes en casa, pues no te merece la pena comprarlos sólo para el bebé, creo yo. La quinoa hay que lavarla antes de cocinarla, luego cocerla y escurrirla. Le gustó bastante. Aunque para los papis y mamis mucha paciencia, porque se queda todo hecho un desastre de bolitas de quinoa.

10. BATATA O BONIATO

Los colores chillones le llaman bastante la atención, y cuando vio la batata fue directa a por ella; puede que el color anaranjado le recordara a la zanahoria. Se la hicimos cocida en palitos, para que los pudiera agarrar bien. Al ser de consistencia blanda le es muy fácil para comer.

Progresos en el cuarto mes haciendo BLW

  • Ya ha comido de tupper fuera de casa: tortilla francesa, palitos de batata y pan. Al principio se distraía mucho con todo lo que veía, porque estábamos en el parque haciendo un picnic, pero después de un rato ha conseguido comer un poco más.
  • Ya come algunas especias: la canela se la ofrecimos el tercer mes como un ingrediente, pero a partir del cuarto mes hemos decidido que las especias no las vamos a considerar como alimentos a introducir. Así que cocinamos la comida para nosotros con especias y sin sal, y le damos a ella lo mismo. De todas maneras, lo que hacemos es añadir una menor cantidad de especias a las recetas, para no desvirtuarle mucho el sabor de los alimentos en sí.
  • La cuchara: al cumplir los 10 meses empezamos a ponerle una cuchara en su plato. Le colocábamos comida dentro de la cuchara y se la poníamos delante de la cara, con lo que se acercaba para metérsela en la boca. Nosotros cuando hacía eso ya le dejábamos que cogiera la cuchara. Enseguida le pilló el tranquillo: sabe que ahí va comida. Entonces el sistema es el siguiente: le ponemos la comida dentro de la cuchara y ella la coge. Eso sí, con las lentejas por ejemplo se la acercábamos un poco a la boca, para que estuviera a medio camino, porque si no se le caía todo antes de llegar. El porridge es lo que mejor come con la cuchara, porque se queda más pegado, y no se le cae tanto.
  • No hay que estar tan pendientes de ella: evidentemente siempre estamos a su lado cuando está comiendo (comemos los tres juntos), pero ha llegado un momento en que nos fiamos bastante de cómo come, y no tenemos que mirar detenidamente cada movimiento que hace, con lo que las comidas en familia se han vuelto más relajadas.
  • Nada de ultraprocesados ni comida de bebé: seguimos sin darle nada de comida ultraprocesada, porque en casa tampoco es que consumamos demasiada, somos bastante realfooders. El tema de los preparados específicos para bebé tampoco, y ya a estas alturas no creo que lo hagamos, hemos superado ese tema, no le hace falta nada hecho para bebés, es una personita, ¿por qué darle algo que nosotros no comemos?

 «Es importante el ejemplo, que vean a los padres y cuidadores comiendo sano, porque tú no puedes pretender que tu hijo beba agua mientras tú te bebes un refresco o que coma ensalada mientras tú comes unas salchichas.» Lucía Martínez

Este cuarto mes ha sido fabuloso, ya que cada vez hay que adaptarle menos las comidas; come bastante parecido a lo que comemos nosotros. Por ejemplo, si desayunamos porridge de avena y pan con tomate, ella también; si almorzamos pollo al horno (lo hacemos sin sal) con verduras ella lo mismo; y la merienda es fruta, así que la peque encantada.

Me encantaría saber tu experiencia con la alimentación complementaria, si estás aplicando el BLW, qué ingredientes le has dado que nosotros todavía no le hayamos ofrecido (así nos das ideas), qué avances está teniendo tu bebé,… vamos, cualquier cosa que quieras compartir. Los bebés crecen muy rápido, y lo del Baby Led Weaning irá quedando atrás, así que ¡disfrutemos del proceso!

 

¡Transforma tu vida!

Únete GRATIS a la comunidad de Camino Minimalista y aprenderás a vivir más con menos. Inicia tu camino hacia el cambio.

    Acepto la política de privacidad.

     

    Si te ha gustado el post, compártelo en tus Redes Sociales y ayúdame a seguir creciendo.

    Deja un comentario

    Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial