RETO 21: ¿De verdad lo vas a leer?

Esta semana voy a proponer un reto relacionado con el minimalismo material, consistente en hacer una super revisión de todos los libros que tengas por casa.

Tras hacer esta limpieza, puedes incluso plantearte no volver a comprar libros físicos nunca más. Están las opciones de comprar ebooks o si te gusta muchísimo la sensación de tener un libro entre las manos, hacerte miembro de una biblioteca. Yo me apunté a la biblioteca de mi ciudad y puedo coger prestados ebooks, cosa que está genial: ahorro espacio (con menos libros tengo más hueco), tiempo (no tengo que desplazarme hasta la biblioteca) y dinero (no hace falta pagar nada y tengo la posibilidad de leer un montón).

minimalismo leer

Pasos a seguir

  1. SACA todos los libros que tengas y ponlos en el mismo lugar.
  2. ANALIZA cada libro uno por uno. Para ayudarte hazte las siguientes preguntas:
    1. ¿Me encanta este libro?
    2. ¿Lo volvería a leer?
    3. ¿De verdad lo volvería a leer?
  3. SEPARA los libros en dos montoncitos: los que se quedan y los que se van.
  4. LIMPIA el espacio donde vas a poner los libros elegidos.
  5. ORDENA los libros que has decidido mantener.

Por supuesto, los libros que no te den un sentimiento de felicidad te recomendaría que los quitaras: dónalos, regálalos o véndelos. Es una forma de que otras personas disfruten de libros que de otra manera estarían olvidados en alguna estantería.

CONSEJOS ADICIONALES: no hagas caso a tus propias excusas de lo volveré a leer (si ya lo has leído) o lo quiero leer algún día (si ni siquiera lo has abierto). ¿Crees que en los próximos meses los vas a leer? Sé sincer@ contigo mism@, ya que puede ocurrir que tu interior quiera resistirse a quitar objetos. Olvídate de la otra excusa de que te costaron dinero, y quitarlos sería tirar el dinero, ya que siempre puedes donarlos, y otra persona aprovechar esos recursos que tú en realidad ya no estás utilizando; o incluso venderlos y recuperar una parte del dinero invertido.

¿Qué consigues con la limpieza de libros?

  • ESPACIO. Cuantos más libros quites más espacio obtendrás. ¡Ojo! Los espacios vacíos no siempre hay que volver a llenarlos; pero si te apetece siempre puedes poner alguna plantita, foto o algún objeto de decoración. Cuidado con volver a saturar los espacios.
  • DINERO. Si decides vender algunos libros puedes sacarte un dinerillo extra.
  • SERENIDAD. Al quedarte con los libros que te encantan y/o que vas a volver a leer, te quitas el «ruido» que provoca el tener cosas por tenerlas; te darás cuenta que el haber hecho una revisión completa de tus libros te aportará serenidad mental.
  • ORGANIZACIÓN. Se quedan los libros que has elegido tras haber hecho una reflexión sobre cada uno de ellos. Luego los has ordenado, así que tendrás un espacio de la casa muy organizado.
  • CONSCIENCIA. Sabrás perfectamente los libros que posees, pues serán los que te gusten mucho. Por tanto, a la hora de adquirir nuevos ejemplares, serás plenamente consciente de lo que entra en tu biblioteca particular.
  • MENOS RESIDUOS. Al ser más consciente de lo que tienes, no incurrirás en un consumismo absurdo: añadirás algo si te aporta valor. Por tanto, generarás menos residuos, porque seguramente tus decisiones estarán más razonadas, y la mayoría de las veces podrás optar por pedir prestado o por libros en formato digital.
  • MOTIVACIÓN. Si cumples el reto te sentirás muy satisfecho con lo conseguido, lo que puede motivarte a continuar minimizando otros espacios de tu casa.

Nuestra experiencia

En casa hace tiempo hicimos esta limpieza de libros. Los pusimos todos delante de nosotros y uno por uno elegimos cuál se quedaba y cuál se donaba. Con el tema del valor sentimental, mientras hacíamos la revisión de los libros nos percatamos de que a muchos les teníamos cariño por el tema de las dedicatorias; así que decidimos quitar esas hojas y sacarles una foto.

Elegimos un espacio que iba a ser el destinado para los libros, y nos obligamos a que ese es el espacio reservado para los libros. Es decir, el hueco es el que es, por lo que si entra un libro nuevo normalmente ha de salir otro (también depende del grosor de cada libro).

Ahora mismo nuestra colección de libros físicos es de diez. El saber que tenemos un lugar acotado nos hace ser muy conscientes de los libros que de verdad nos encantan. Además, evita que caigamos de nuevo en el acumulamiento de libros porque sí, sin pasar un examen previo.

«El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho.» Miguel de Cervantes Saavedra

¿Qué te parece el reto de esta semana? Aquí te dejo otro reto relacionado con los libros: RETO 12: Diez páginas. ¿Te gustan este tipo de retos de deshacerse de objetos? Cuéntame tus impresiones. Por supuesto, si se te ocurren nuevos retos, también me lo puedes decir en los comentarios. ¡A por la semana!

 

Deja un comentario

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial