Cómo ser más productivo. 7 consejos para conseguirlo

El tiempo, qué valioso es. Si quieres ser más productivo, saber gestionar tu tiempo es crucial para alcanzar tus metas. Y para ello, es importante la creación de nuevos hábitos y rutinas en nuestro día a día.

como ser mas productivo

¿Qué significa ser más productivo?

Una persona productiva es aquella que sabe gestionar su tiempo de manera eficiente. Tiene presentes los objetivos que quiere alcanzar, sabe muy bien las tareas que tiene que hacer, y las lleva a cabo, sin procastinar. Además, es una persona que no se deja llevar por distracciones, sino que está centrada en aquello que está realizando en ese momento.

Ser más productivo también está relacionado con alcanzar unos buenos resultados usando el mínimo número de recursos (tiempo, espacio, dinero). Ya sabes, MENOS ES MÁS.

Pero ojo, que ser productivo no significa que estemos en modo multitarea, ni que hagamos muchísimas cosas en un día, ni tampoco que lo hagamos todo deprisa y corriendo. Tampoco se necesita estar hasta las tantas trabajando, ni dormir pocas horas para ser más productivo.

Cómo puedes ser más productivo

1. Levántate temprano

Comencé este año levantándome a las 5 de la mañana, y nueve meses después, sigo haciéndolo, con algunas pocas excepciones. Ser madre requiere mucho tiempo de dedicación a otra personita, y muy poco tiempo para mí misma. Esta es mi manera de empezar el día haciendo cosas que quiero hacer. Para cuando el resto del mundo empieza a levantarse, yo ya he tachado de mi lista de tareas varias cosas, y es algo que me aporta mucha satisfacción.

Te recomiendo que empieces tu día un poco más temprano de lo habitual. Dedica ese tiempo extra a hacer algo para lo que nunca tienes tiempo, y que te guste mucho. Eso sí, vete a dormir antes, para que tus horas de descanso no se vean afectadas. Si pones en práctica esta primera idea, te aseguro que empezarás a ser más productivo.

2. Sé [email protected]

Para ser más productivo, y centrar tu mente en las tareas que consideres más relevantes, es aconsejable vivir en un entorno de orden. Por ejemplo, si trabajas con un ordenador, empieza por mantener tu escritorio ordenado: superficie limpia y despejada, dejando a la vista sólo los elementos imprescindibles.

En casa también es buena idea tener una cierta organización, porque reducirá muchas distracciones, no sólo visualmente, sino también mentalmente.

3. Establece tus objetivos

¿Qué quieres conseguir? Si te estás preguntando cómo ser más productivo este punto es super importante. Reflexiona cada semana qué quieres lograr durante ese periodo, y fija tres prioridades para cada día de la semana; intentando que ese objetivo semanal esté contenido en las tareas que hayas planificado para esos 7 días. Dedica tiempo a esta rutina de ponerte objetivos, y verás los resultados en muy poco tiempo.

La verdad es que este aspecto me hace ser más productiva. Fijo objetivos anuales, mensuales y semanales, y es algo que me ayuda a poner foco en aquello que quiero conseguir. Por supuesto, requiere una constante revisión, para seguir alineada con mis propósitos.

4. Nutre tu cuerpo

Sí, la alimentación también influye en nuestra productividad. Tu cuerpo necesita buenos alimentos para funcionar al 100%. Si sólo le das comida basura, tu rendimiento será peor.

Una alimentación basada en comida real te aportará más energía y bienestar. Elimina de tu despensa los productos ultraprocesados (si no los tienes en casa, no los comerás tan a menudo) y ten siempre a mano fruta y frutos secos.

Y si además comes masticando bien lo que ingieres, y disfrutando de cada bocado, ya eso sería un plus, que te aportará todos los beneficios del slow food. ¿A que la sensación después de haber comido en calma no es la misma que tras haber devorado la comida?

5. Mantente [email protected]

¿Hacer ejercicio para ser más productivo? Pues sí, puede parecer una contradicción, porque el tiempo que le estás dedicando a hacer cualquier actividad deportiva no lo estás dedicando a sacar trabajo adelante ni avanzando en tus proyectos; pero la realidad es que el mantenernos [email protected] cada día reduce los niveles de estrés y aporta energía, por lo que inevitablemente repercutirá en la manera en la que afrontamos la jornada.

Yo empiezo cada día haciendo yoga durante media hora. Puede que pienses que soy una motivada, que tú no tienes ganas de hacer ejercicio cada día, pero te confieso que no me apetece practicar yoga todos los días. Es un hábito que he ido construyendo poco a poco, hasta tal punto que lo hago de manera automática, sin preguntarme si tengo ganas o no, lo hago y punto. Y al final es lo que me ayuda a activarme, a despertar, a empezar el día con más positividad y energía.

6. Evita las distracciones

La productividad está directamente relacionada con el tiempo en el que estamos verdaderamente [email protected] en la tarea que tenemos entre manos. Aquí voy a enfatizar sobre todo el móvil: apaga las notificaciones durante un periodo de tiempo, no revises cada 10 minutos las redes sociales, etc. Tampoco te recomiendo escuchar música con letra ya que puede distraerte.

7. Experimenta con técnicas de gestión del tiempo

Utilizar estrategias para gestionar el tiempo es interesante, ya que hacen que aumentes el foco en las tareas importantes. Algunas estrategias interesantes:

  • TÉCNICA POMODORO. Consiste en trabajar durante 25 minutos y descansar 5, repitiendo esta secuencia 4 veces. Después hacer un descanso más largo de 20 a 30 minutos.
  • MÉTODO GETTING THINGS DONE (GTD). El GTD se basa en anotar todo lo que tenemos que hacer, dividiéndolo en tareas más pequeñas. Así, estarían reflejadas todas nuestras cosas pendientes en un mismo lugar, y podemos organizarnos para ir tachando cada cosa de nuestra lista.
  • EAT THAT FROG. Aquí la clave está en no ir posponiendo tareas complicadas, porque nos generará frustración. Si te «comes una rana» al principio del día (tarea complicada) el resto del día te será mucho más satisfactorio, porque ya has hecho lo difícil o lo que menos te motivaba.

«Las cosas rara vez se paralizan por falta de tiempo; se paralizan porque no se ha definido cómo hacerlas.» David Allen

Sé que incorporar nuevos hábitos puede ser complicado, pero si damos pequeños pasos día a día, al final conseguiremos aquello que nos hemos propuesto.

¿Qué te parecen estas ideas? ¿Aplicas alguna de ellas? ¿Quieres compartir alguna otra que no haya mencionado?

 

Si te ha gustado el post, compártelo en tus Redes Sociales y ayúdame a seguir creciendo.

¡No te pierdas nada!

Únete GRATIS a la comunidad de Camino Minimalista y aprenderás a vivir más con menos. Inicia tu camino hacia el cambio.

Contenido minimalista que puede interesarte

Deja un comentario