Mis 5 imprescindibles como minimalista

Quiero dejar claro que las cosas son eso, cosas. En realidad no tienen tanta importancia, no nos definen como personas, pero sí que es verdad que [email protected] tenemos ciertos productos que añaden valor a nuestras vidas. Y quiero mostrarte 5 cosas que yo tengo y que me aportan muchísimo valor. Pensemos lo [email protected] que somos por tener la capacidad de poder elegir entre comprar esto o aquello. Somos [email protected] [email protected]

Siendo minimalista me he dado cuenta de que hago compras mucho más conscientes que antes, y que reflexiono mucho sobre cada objeto que voy a adquirir. ¿Lo necesito realmente? ¿Me va a aportar valor? Como siempre comento, el planeta no tiene recursos infinitos, y la sociedad ha de dejar de pensar que vales por lo que tienes.

Dejemos ese consumismo que no nos va a llevar a ningún puerto seguro. Abracemos el minimalismo, y seamos conscientes de que cada cosa que entre en casa ha de tener un propósito y un lugar. Acumular porque sí debería dejar de ser una opción. A cambio, ¿qué tal si disfrutamos de nuestra vida sin tantas cosas a nuestro alrededor?

minimalismo_cosasfavoritas

1. Teléfono móvil

He de decir que no soy muy enganchada a las redes sociales, ni al uso del móvil en general. Además, hago limpieza digital de manera muy frecuente, porque me satura bastante tener instaladas muchísimas aplicaciones y no usar ni la mitad.

Pero por otro lado, cuánto valor nos puede aportar un móvil, ¿verdad? Ya estamos [email protected] a tenerlo en nuestra vida, pero cuántas cosas maravillosas podemos hacer con él, desde sacar fotos y vídeos, estar en contacto con nuestros seres queridos, practicar deporte (en mi caso uso una app para hacer yoga cada día), escuchar podcasts, etc.

Creo que hay que tener algo de control sobre su uso, porque puede llegar a dominarnos, pero me parece una herramienta tecnológica estupenda para nuestro día a día.

2. Libro electrónico

Hace muchos años que mi marido me regaló mi kindle, cuando no sabíamos nada del minimalismo, y ciertamente tampoco lo practicábamos. Amazon vende tres kindle; yo la verdad es que tengo el más básico de todos, el más barato. Estoy super contenta con él, me está durando muchísimos años. Es más, he tenido que ir cambiando las fundas, porque se iban estropeando con el paso del tiempo, mientras mi kindle seguía intacto. Y ahora por lo visto son táctiles, y el mío mira si es viejo que todavía tiene botones en la pantalla.

¿Por qué estoy tan contenta con mi libro electrónico? Siempre me ha encantado leer, en mi casa nunca faltaron libros. Pero cuando empecé a investigar sobre el minimalismo, me puse como loca a hacer limpieza, a revisar todo lo que tenía; y una de las cosas que hice fue una mega limpieza de libros físicos. Sólo me he quedado con los libros a los que les tenía más cariño, y el resto fueron donados.

Madre mía cuánto espacio ganado, daba gusto ver las estanterías más libres, sin tanto ruido visual. Sobra decir que me parece un regalazo para cualquier persona amante de la lectura. Es lo que yo misma he hecho con mi marido, mi hermana y mi madre.

Además, la parte económica y del ahorro también es importante, y es que los e-books son mucho más baratos que los libros físicos, así que por el precio de un libro físico puedes tener varios en formato digital.

Y cuando hicimos la mudanza, ¡qué alivio no tener que cargar con cajas y cajas de libros! Nuestra biblioteca particular iba en dos pequeños libros electrónicos, que pueden guardar infinidad de libros en su interior y que no pesan nada.

3. Bullet journal

Soy una persona a la que le encanta tener todo muy bien organizado, y apunto todo, hago listas de casi cualquier cosa: de la planificación del día, del meal prep semanal, de la lista de la compra, de hábitos, de tareas pendientes,…

Llegó un momento que tenía hasta cuatro libretas diferentes para anotar todas mis cosas. Mi hermana me había hablado hace tiempo de la existencia de los bullet journal, pero lo había descartado porque al buscar en internet me parecía algo como para personas muy artísticas; yo no tengo tiempo para ponerme a decorar cada día de la semana con dibujitos y símbolos; además de que no se me da bien dibujar.

Pero llegó un día, con todas las libretas delante, que le dije a mi marido que realmente necesitaba un bullet journal; así que lo pedí para Navidad y mi deseo fue concedido. El bullet journal que tengo es de la marca Stationary Island, y me resulta super útil para planificar mi día a día. Lo uso de una manera práctica y concisa, eso sí, no soy de las personas que lo pintan y decoran de distintas formas, porque a mí personalmente eso no me aporta valor.

4. Taza de desayuno

Sí, has leído bien. Una de mis cosas favoritas es una preciosa taza que compré en Navidad: una para mí y otra para mi marido. Tengo que explicar el porqué de algo que podría parecer irrelevante, pero ya sabes, cada persona tiene sus gustos, y por qué no decirlo, rarezas.

El desayuno es la mejor comida del día para nosotros, no es la más importante, lo sé, ya hay evidencias de que no es así, pero en casa es nuestra comida favorita. Nuestro porridge o nuestro yogur con avena no faltan nunca, es como algo obligatorio, porque nos encanta. Y las distintas combinaciones realfood para desayunar que hacemos cada día en nuestras bonitas tazas nos alegran un poco el inicio del día.

5. Yogurtera

Desde hace algunos años poseo una yogurtera, y me encanta. En casa comemos mucho yogur, y la verdad es que generábamos muchísimo plástico con los vasitos del yogur. Creo que la yogurtera fue una de nuestras primeras cosas Zero Waste. La que tenemos es de la marca Moulinex, y funciona muy bien; aunque supongo que cualquier marca irá bien, yo sólo he tenido esta.

Qué satisfacción da el tener tus propios yogures con tan sólo dos ingredientes: un bote de leche y un yogur natural (lo compramos de cristal para evitar el plástico).  Es super fácil: mezclar esas dos cosas y rellenar los vasitos; ocho horas en la yogurtera y listo. Con eso tenemos nada más y nada menos que siete yogures.

Y nada más. He aquí 5 de mis posesiones favoritas. Ser minimalista no significa tener cuantos menos objetos mejor, sino que las cosas que tengas te aporten valor y te sean de utilidad. Y la verdad es que en mi caso amortizo bastante estas cinco.

«Las cosas sólo tienen el valor que les damos.» Molière

Espero que esta entrada te haya servido para reflexionar sobre tus posesiones y el valor que les das; y quién sabe… a lo mejor hasta te motivas para hacer alguna limpieza, al darte cuenta de que hay cosas que no te aportan felicidad. Cuéntame en los comentarios qué cosas tienes en tu casa y que consideras que son super valiosas en tu vida. Seguro que me he dejado alguna en el tintero y coincidimos.

 

Si te ha gustado el post, compártelo en tus Redes Sociales y ayúdame a seguir creciendo.

¡No te pierdas nada!

Únete GRATIS a la comunidad de Camino Minimalista y aprenderás a vivir más con menos. Inicia tu camino hacia el cambio.

Contenido minimalista que puede interesarte

Deja un comentario